“Ayer nos sacaron de operación la mayoría de los ductos, nos los pincharon”, reveló el presidente Andrés Manuel López Obrador, tras asegurar que no dará marcha atrás en su plan de combate al robo de hidrocarburos.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, indicó que desconocidos provocaron fisuras en los principales ductos como el Tuxpan-Azcapotzalco, que surte de combustible a Ciudad de México, así como el Salamanca-Guadalajara, Tula-Toluca y Tula-Salamanca, entre otros.

“Provocaron fugas, en algunos casos peligrosas”, enfatizó el tabasqueño.

“Afortunadamente, la gente ya no acudió. Pero nada más el ducto Salamanca-Guadalajara nos lo sacaron cuatro veces de operación. Y nos sacaron el ducto de Tuxpan-Azcapotzalco, que ya habíamos logrado estabilizar durante varios días”, agregó.

Sin embargo, el primer mandatario destacó que ya está funcionando de nuevo el Tuxpan-Azcapotzalco, “que es muy importante, porque son 160,000 barriles diarios, y es el ducto que abastece a Ciudad de México y el Estado de México”.

En el caso del ducto Salamanca-Guadalajara ya hay avances, a pesar de que constantemente lo están sacando de operación.

Mencionó que “ya vienen las pipas (...) vamos a tener, en una primera etapa, más de 700 pipas. Vamos a tener capacidad, si se trabajan con doble viaje, hasta para 250,000 barriles diarios.

Refirió que también dio la indicación de reforzar la seguridad en todos los ductos con elementos del Ejército.

Pide importar más gasolina

El mandatario mexicano hizo un llamado a los concesionarios para importar gasolina y que pongan a trabajar los contratos, porque sólo están importando 40,000 de 1.2 millones de barriles diarios que prometieron traer a México. Argumentó que por esta situación Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene que distribuir 95% de los combustibles. “No es el momento para decir que vamos a quitarles las concesiones. Los estoy exhortando a que ayuden y que cumplan con los contratos”, sostuvo.

PF localiza tomas

Fuerzas Federales, la Fiscalía General de la República (FGR) y militares siguen en la búsqueda de tomas clandestinas e integración de carpetas de investigación.

En el Estado de México y Querétaro fueron localizadas cuatro tomas en tuberías de Pemex.

De acuerdo al informe de las autoridades, en los cuatro eventos acudió personal de la FGR y técnicos de Pemex para cerrar e inutilizar tomas ilícitas en los municipios mexiquenses de Acambay y Ruiz Castañeda, mientras que en Querétaro fue en los municipios de la Corregidora y San Juan del Río.

La primera acción fue implementada por la Policía Federal en la carretea Toluca-Palmillas, en el tramo Atlacomulco-Palmillas, tras  una denuncia ciudadana sobre la presencia de diversas personas con contenedores, donde emanaba un fuerte olor de combustible y se ubicaron dos tomas.

En Querétaro, también por una denuncia ciudadana, se inhabilitó una toma en la carretera Querétaro-León, donde se localizó una excavación de 80 centímetros y una válvula acoplada en el ducto, misma que fue inhabilitada.

En el municipio de San Juan del Río, en el poblado de San Sebastían, se descubrió una manguera de alta presión, utilizada para la extracción del hidrocarburos.