El 26% de los mexicanos considera que las condiciones de delincuencia empeorarán en los próximos 12 meses.

Esta perspectiva del último trimestre del año es ligeramente menos optimista que la reportada en septiembre del año pasado, cuando 24% estimaba que la situación de seguridad sería menos favorable.

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) revela que 68% de los encuestados considera insegura su ciudad, mientras que sólo 31.9% afirma que sí es seguro el sitio donde reside.

Un 57.7% de los mexicanos mayores de 18 años respondió que en los últimos tres meses ha visto o escuchado situaciones de vandalismo, mientras que 69.4% dijo haber presenciado consumo de alcohol en las calles; 65%, asaltos o robos; 39.3%, venta o consumo de droga, y 25.6%, disparos frecuentes con armas.

El temor a ser víctima del delito tuvo un impacto en las rutinas de 63.6% de la población, que modificó sus hábitos, como llevar cosas de valor como joyas, dinero, tarjetas de crédito, mientras que el 49.3% cambió las rutinas de caminar por los alrededores de su vivienda después de las 8 de la noche. El 46.6% respondió que cambió sus hábitos respecto de permitir que sus hijos menores salieran y 32.8% tuvo que modificar rutinas como ir a visitar a familiares o amigos.

Sobre el desempeño de la policía en sus ciudades, 30.1% de los mexicanos encuestados manifestó que los elementos de seguridad fueron muy efectivos o algo efectivos, mientras que 69.6% consideró que su desempeño fue poco o nada efectivo.

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana se lleva a cabo en 2,336 viviendas urbanas distribuidas en todas las entidades federativas del país y el DF.

Los hábitos

  • 68% considera que es inseguro vivir en su ciudad.
  • 31.9% afirma que es seguro.
  • 26.1% prevé que la situación empeorará en los próximos 12 meses.
  • 18.5% dice que las condiciones de seguridad mejorarán en los próximos 12 meses.
  • 63.6% dijo que modificó sus hábitos, como dejar de utilizar cosas de valor, para no ser víctima de la delincuencia.
  • 36.4% afirmó que no cambió sus hábitos.

[email protected]