El Senado de la República prepara un cambio radical a la Ley General de Víctimas, ya que el ordenamiento actual es insuficiente para la realidad que enfrenta México y obstaculiza la reparación del daño.

La senadora Cristina Díaz, presidenta de la Comisión de Gobernación, adelantó a El Economista que el proyecto de reforma va avanzado y se tratará de cambios radicales y a la mayoría del articulado actual .

Precisó que el proyecto lo trabajan los secretarios técnicos de las comisiones de Gobernación, Justicia y Derechos Humanos en conferencia con la Cámara de Diputados y se buscará procesarla lo antes posible, incluso se hará el esfuerzo y se buscarán los consensos para discutirla en abril, antes de finalizar el periodo ordinario.

La Ley General de Víctimas la hicimos atendiendo a la demanda de los ciudadanos en su momento; sin embargo, reconocemos que al pasar del tiempo, la operación día a día no se da. Simplemente, el poder acceder al Fondo para la Reparación del Daño está siendo muy complejo. De un fondo de más de 1,000 millones, sólo se ha ejercido 3.76% , dijo.

Los cambios

Ésta será la segunda vez que el Congreso le haga cambios radicales a la ley, pues en el 2013 la reformaron casi en su totalidad, con asesoría de defensores de derechos humanos.

Entre los cambios que le hicieron estaba la delimitación de los tipos de víctimas y el pago de las compensaciones para aquellos casos en que la víctima haya sufrido daño o menoscabo a su libertad, integridad física o mental o hubiera fallecido o quedado física o mentalmente discapacitada a consecuencia del delito; se fortaleció el mecanismo de protección de las personas secuestradas y desaparecidas y se precisó la conformación del fondo para la reparación del daño.

Ahora, uno de los cambios que se prevé será precisamente la accesibilidad al fondo y el fortalecimiento al mecanismo de atención a víctimas, toda vez que defensores de derechos humanos explicaron a los legisladores que sólo se ha apoyado económicamente a 138 personas y el mecanismo de atención a víctimas es precario y extremadamente agresivo , porque destina la mayoría de sus gastos a sueldos y gastos de representación.

El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, aceptó que el ordenamiento actual se deformó y por eso urge un rediseño.

La ley no ha satisfecho esta demanda a las víctimas. Esa ley que hicimos nosotros es una ley que se deformó. Creo que fue una buena experiencia pero hay que reformarla. Incluso su órgano máximo tiene un conflicto de integración. Hay que hacer un rediseño porque no estamos encontrando que los mecanismos encargados de la aplicación de la ley respondan efectivamente a la protección de las víctimas. El PRD está a favor de un rediseño , dijo en entrevista.

Cabe recordar que a mediados del 2014, los senadores llamaron la atención a los integrantes de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas; les pidieron superar diferencias internas, dejar su fase de activistas y avocarse a su labor de servidores públicos.

El entonces presidente de la Comisión de Justicia, ahora presidente del Senado, Roberto Gil, externó que les preocupa que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas entre en un desgaste interno que afectara el mandato, su dinámica de trabajo .

Antes del 30 de abril

En tanto, el diputado Arturo Santana Alfaro agregó que como parte de la miscelánea penal que deberá concretarse antes del próximo 30 de abril, la Cámara de Diputados reformará la Ley General de Víctimas para establecer candados que impidan entregar recursos del Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral a delincuentes que por argucias de carácter procesal logran su libertad y hasta exigen la reparación del daño.

Los legisladores, dijo el secretario de la Comisión de Justicia, no pueden soslayar y tienen la obligación de atender los reclamos de las organizaciones de la sociedad civil en el sentido de que urge enmendar la ley a fin de no dejar en estado de indefensión a las víctimas y, más aun, privilegiar a los delincuentes.

Nuestro país tiene que ser parte del concierto internacional en derechos humanos; sin embargo, no se puede dejar de lado este esquema de pulverizar recursos y entregárselos, lo peor de todo, a los delincuentes , dijo.

Santana Alfaro respaldó las peticiones de representantes de la sociedad civil para realizar cambios a ley con el propósito de clarificarla y hacer que efectivamente se proteja a las víctimas del delito, y no como sucede actualmente y está demostrado que privilegia a quienes se dicen víctimas de violaciones a sus derechos humanos.

La reforma en ciernes, finalizó, procurará evitar caer en circunstancias que lejos de apoyar a quienes verdaderamente lo necesitan, que son las víctimas, premie a los delincuentes.

En tanto, Álvaro Ibarra Hinojosa (PRI), presidente de la Comisión de Justicia, se limitó a comentar que si bien la referida ley requiere ser reformada, esto no sucederá en el actual periodo ordinario de sesiones, porque son otras las prioridades.

tania.rosas@eleconomista.mx