A pesar de la oleada de violencia en Veracruz que ha llevado recientemente al despliegue de elementos de la Gendarmería Nacional y de la milicia para reforzar la seguridad en la entidad, el Organismo Público Local Electoral (OPLE) confía en que los comicios del próximo 4 de junio donde se elegirán a 212 alcaldes se lleven a cabo con tranquilidad, afirmó el consejero del instituto, Juan Manuel Vázquez Barajas.

El tema de seguridad es algo que nos preocupa en el OPLE; sin embargo, yo te podría comentar que no ha sido la inseguridad en el estado de Veracruz una condición para que no se instalen casillas , aseveró el consejero.

Entrevistado por este diario, el funcionario electoral agregó que para las elecciones se contempla un despliegue de elementos de la Policía estatal que tendrá como su principal tarea vigilar a los 212 consejos municipales y a las casillas que se congreguen en cada uno de ellos.

En febrero pasado la organización civil Alto al Secuestro publicó un informe, con datos de la Comisión Nacional de Seguridad, sobre los municipios más peligrosos, en el cual se precisa que es Veracruz el más peligroso de la entidad, seguido de Coatzacoalcos, Xalapa, Poza Rica y Córdoba.

Estos municipios, en los pasados comicios del 2013, registraron tasas de abstencionismo por arriba de la media estatal en la elección.

El investigador y especialista en temas electorales del Tecnológico de Monterrey, Alejandro Díaz Domínguez, opinó que la posibilidad de que el crimen organizado coloque candidatos propios es difícil, ya que, indicó, es más barato comprar funcionarios que financiar campañas políticas. No obstante, dijo, existe interés por parte de grupos criminales por controlar ciertas zonas de la entidad que pueden ser claves para los ilícitos.