Nuevamente, los casos de violaciones graves a los derechos humanos en México atrajeron la atención de tomadores de decisión en Estados Unidos; esta vez el Comité de Apropiaciones del Senado condicionó una fracción de la ayuda financiera al país al avance en las investigaciones de los casos Tlatlaya y Ayotzinapa.

En un reciente reporte sobre el presupuesto 2017 de los programas, el comité informa que apoya los esfuerzos conjuntos entre Estados Unidos y México para fortalecer la capacidad de aplicación de la ley; hacer frente al tráfico de drogas, el crimen y la corrupción en nuestro país.

A su vez, externa preocupación por las desapariciones y otros crímenes sin resolver en los que las fuerzas de seguridad están implicadas.

De los fondos disponibles para la asistencia a México en esta partida, 25% quedará excluido de la obligación hasta que el secretario de Estado determine y reporte al comité que el gobierno de México investiga veraz, profundamente y persigue las violaciones a los derechos humanos en cortes civiles; incluyendo las muertes en Tlatlaya (Estado de México) en junio del 2014 , se lee en el documento.

Hace dos años en una bodega mexiquense 22 personas murieron tras un operativo encabezado por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional. La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) consideró que 15 de estas muertes fueron ejecuciones. Asimismo el Comité del Senado estadounidense condicionó la ayuda a las Fuerzas Armadas mexicanas a una aplicación vigorosa de la prohibición de el uso de los testimonios obtenidos bajo tortura; la búsqueda de víctimas de desaparición forzada y la investigación veraz de los responsables de estos delitos.

El comité espera que el gobierno de México coopere plenamente , con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que fue convocado por el misto Estado y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para coadyuvar en el caso de la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero en septiembre del 2014.

EL DATO

El gobierno federal presentará a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el mecanismo de seguimiento que acordó con los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, a fin de que ese organismo internacional observe la investigación que lleva a cabo la PGR por el caso Iguala.

Una delegación de alto nivel del gobierno federal viajó a Washington, a fin de atender una serie de reuniones convocadas por la CIDH para definir el seguimiento a las medidas cautelares dictadas por esa comisión. Las reuniones se realizaran del 27 al 29 de julio del 2016. (J. Monroy)

[email protected]