El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) concluyó la etapa de controversias sobre la elección de senadores y diputados. Sin cambios de fondo, corresponderá al IFE realizar el reparto oficial de los espacios del Congreso, la próxima semana.

Ayer, desahogaron 57 expedientes de revisión al fallo de las salas regionales. Los recursos de reconsideración guardan relevancia para el proceso electoral federal y para la vida institucional democrática del país, al estar íntimamente ligados con la conformación del Congreso. Debemos recordar que nuestra democracia de carácter representativo late día a día con el pulso de sus legisladores , dijo el magistrado presidente, Alejandro Luna Ramos.

Con base en cómputos y las resoluciones del TEPJF, se confirma la conformación de la Cámara de Diputados, que por la vía de mayoría relativa y representación proporcional quedará de la siguiente manera: PRI, 208 diputados; PAN, 114; PRD, 100; PT, 19; PVEM, 33; Movimiento Ciudadano, 16, y Nueva Alianza, 10 curules. De esa forma, el PRI en San Lázaro tendría mayoría simple en alianza con el PVEM y Nueva Alianza. En el Senado, la correlación de fuerzas queda con 52 escaños para el PRI; PAN, 38; PRD, 22; PT, cuatro; PVEM, nueve; Movimiento Ciudadano, dos, y Nueva Alianza, un escaño.

Durante la discusión en el pleno del Tribunal, los magistrados determinaron que no son válidos los votos con marca en las imágenes del PRI y el PVEM en los distritos donde no fueron coaligados.

Con esto termina el procedimiento para la elección de los diputados y senadores de mayoría relativa. Queda el IFE en actitud de asignar curules y escaños de representación proporcional , explicó Luna Ramos.