En el marco del Día Internacional de las Personas de Edad, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) detalló que de acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015, en México hay 12.4 millones de personas de 60 y más años, lo que representa 10.4% de la población total.

En las últimas décadas, la proporción de personas con más de 60 años aumentó y en 2015 fue de 10.4%; se estima que en 2030 ésta sea de 14.8%, es decir, 20.4 millones de personas.

El organismo precisó que 88.1% de los adultos mayores forma parte de un hogar familiar, es decir, vive en hogares nucleares, ampliados o compuestos.

Refirió que del total de hogares donde habita al menos una persona de 60 y más años, 43.8% recibe ingresos por programas gubernamentales, 10.7% por apoyo de alguien que vive dentro del país y 8.2% lo obtiene de personas que viven fuera de México.

Explicó que el aumento en la sobrevivencia de la población deriva en que las defunciones ocurran en edades avanzadas; así, 63.8% de las poco más de 633,000 muertes registradas en 2014 correspondieron a personas de 60 y más años por enfermedades crónicas degenerativas.

Entre dichas enfermedades destacan la diabetes mellitus; las isquémicas del corazón; las cerebrovasculares; las crónicas de las vías respiratorias inferiores; las hipertensivas y las del hígado, que concentran 55.6% de los fallecimientos ocurridos en este grupo poblacional.

El organismo puntualizó que en 2014, del total de egresos hospitalarios en el país por hipertensión arterial, 56.2% pertenece a personas de 60 y más años.

En ese sentido, abundó que de dicha proporción 72.5% corresponde a hipertensión esencial o primaria, es decir, constituye la principal causa de enfermedad hipertensiva en esta población, siendo las mujeres quienes más la presentan, con una incidencia de 75%, mientras que en los hombres desciende a siete de cada 10.

El INEGI abundó que de acuerdo con datos de la Encuesta Intercensal, el año pasado 86.3% de las personas con 60 y más años son derechohabientes, con una proporción de 42.7% que están afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de 40.9% en el Seguro Popular y de 10.1% quienes están con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

A su vez, abundó que según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), durante el segundo trimestre de este año, 33.6% de quienes tiene 60 años y más están ocupados; de esta manera, 58.4% trabaja de manera independiente y 41.6% de manera subordinada.

Añadió que de acuerdo con los resultados del Módulo de Condiciones Socioeconómicas 2014, se estimó que en el país 5.7 millones de adultos de 60 y más años se encontraban en situación de pobreza multidimensional, es decir, que no tienen garantizado el ejercicio del total de sus derechos sociales y no cuentan con ingresos suficientes para adquirir los bienes y servicios mínimos para satisfacer sus necesidades.

Lo anterior, agregó, equivale a 43.7% de este grupo poblacional, cuya proporción es más alta en la población femenina, con 43.9 por ciento.