La idea del gobierno que encabeza el priísta Enrique Peña Nieto no es retomar la emisión de una cédula de identidad en México, sino emitir solamente una clave única de identidad para cada habitante, que facilite trámites y servicios; además, que permita contar con información para su empleo en materia de seguridad pública.

Como parte de su proyecto por la legalidad, que lanzó tras los hechos registrados en Ayotzinapa, el Ejecutivo federal aclara que en una etapa posterior se analizaría la viabilidad de contar con una cédula de identidad ciudadana, ya que la propuesta anunciada en el 2014 consiste en la creación de una clave única.

En el sexenio anterior -del panista Felipe Calderón- se emitieron cédulas de identidad para menores de edad, mismas que incluyeron datos biométricos, tales como el registro del iris del ojo.

Así, la administración peñista explica que la actual CURP (Clave Única de Registro de Población) con la que cuentan los mexicanos formaría parte de la clave única que se busca impulsar en este sexenio.

Actualmente existe una disparidad de claves, la CURP es una clave alfanumérica ligada a cada ciudadano; sin embargo, la clave única de identidad busca que exista una sola clave con el propósito de facilitar los trámites y servicios que realizan los ciudadanos, así como la laguna de información que obstaculiza las tareas de seguridad pública , argumenta el gobierno en su sitio electrónico de la Presidencia de la República.

El Ejecutivo asegura que hoy en día los ciudadanos mexicanos cuentan con diversos números, claves e instrumentos de identificación y que el propósito de la implementación de una clave única de identidad es consolidarlos en un sólo mecanismo.

El gobierno advierte que la clave única no necesariamente implicará la existencia de una cédula, por lo que considerando ello y derivado de la autonomía constitucional del Instituto Nacional Electoral (INE), la clave única de identidad pretenderá ser un instrumento que facilite la identificación de cada ciudadano, de manera independiente al registro y a la credencial para votar que ha desarrollado el INE.

Respecto de los controles de seguridad que se aplicarían para evitar abusos sobre las bases de datos, así como para garantizar una protección adecuada de datos personales, la administración de Peña Nieto sostiene que se actuará en los términos que marca el orden jurídico nacional en la materia y que no se escatimarán recursos para garantizar la seguridad de las bases de datos.

Resulta indispensable contar con un registro confiable de la población, que se traducirá en certidumbre para los mexicanos al acceder a servicios públicos y privados y además contribuirá a las tareas de seguridad pública .

Cab destacar que este lunes, en Los Pinos, Peña Nieto encabezará el acto Hacia la clave única de identidad. Tu acta de nacimiento donde te encuentres .

[email protected]