Familiares y colaboradores del presidente Andrés Manuel López Obrador habrían sido espiados telefónicamente entre 2016 y 2017 mediante el software Pegasus adquirido por el gobierno de la época, reveló este lunes un medio que investiga la trama.

Las interceptaciones con el software malicioso, suministrado por la firma israelí NSO Group, se produjeron cuando López Obrador lideraba la oposición al mandatario Enrique Peña Nieto (2012-2018), según el sitio web Aristegui Noticias.

Entre las personas cuyos teléfonos fueron intervenidos figuran Beatriz Gutiérrez Mueller, esposa de AMLO, hijos, hermanos y hasta el cardiólogo del gobernante izquierdista -en el poder desde diciembre de 2018.

También la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ministros y otros funcionarios del actual gobierno.

En la lista de al menos 50,000 teléfonos inteligentes intervenidos en varios países no se ha encontrado, sin embargo, el del mandatario, quien según Aristegui Noticias "al parecer no usaba un celular personal" y pasaba sus mensajes a través de colaboradores.

La lista fue obtenida en el marco del Pegasus Project, una investigación que empezó a divulgarse este domingo, en la que participan más de 80 periodistas de 17 medios y organizaciones alrededor del mundo.

Sobre el origen del espionaje al entorno de López Obrador, el medio asegura que "tendría características del CISEN (Centro de Investigación y Seguridad Nacional)", un órgano de inteligencia civil dependiente del gobierno que fue disuelto por López Obrador tras asumir el poder.

La licencia de Pegasus en México venció en 2017 y no fue renovada, según las publicaciones, que indican que en ese sistema fueron registrados al menos 15,000 números telefónicos mexicanos.

El espionaje en México también tuvo como blanco a por lo menos 25 periodistas, uno de los cuales, Cecilio Pineda, fue asesinado en marzo de 2017 tras denunciar supuestos vínculos entre políticos y criminales en el estado de Guerrero, de acuerdo con el consorcio de medios.