La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, afirmó este lunes que el caso de espionaje de 50,000 números de teléfonos inteligentes que involucra al programa informático Pegasus de la empresa israelí NSO Group era "completamente inaceptable" en caso de ser cierto.

Esto tiene que comprobarse, pero si ese fuera el caso, es completamente inaceptable", dijo Von der Leyen a la prensa en Praga.

Entre los teléfonos objetos de espionaje se encuentran los de activistas, periodistas, ejecutivos de empresas y políticos de todo el mundo, según una investigación difundida este domingo.

Von der Leyen, de visita en Praga para presentar el plan de reactivación post-Covid aprobado por la Unión Europea, denunció en particular el presunto espionaje contra periodistas.

"La libertad de prensa es uno de los valores fundamentales de la Unión Europea", dijo tras reunirse con el primer ministro checo Andrej Babis.