La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) aseguró que el programa Pegasus, que fue adquirido en el 2014 presuntamente para realizar espionaje a periodistas y activistas, venció en el 2017, y su licencia no fue renovada por el gobierno federal, por lo que a la fecha ya no se encuentra en operación.

“La presente administración, congruente con sus convicciones y principios, seguirá cumpliendo con el compromiso irrenunciable de abandonar toda práctica de espionaje político o de intimidación de posibles adversarios con esquemas de vigilancia; eso es cosa del pasado. En la actualidad, los servicios de inteligencia se emplean de forma legal y transparente, sólo en beneficio de la seguridad de la población y con respeto a los derechos humanos”, indicó la SSPC.

Cabe destacar que en marzo del 2017, el rotativo estadounidense The New York Times, aseguró que el entonces gobierno de México intervino comunicaciones de periodistas, activistas y académicos, a través de un programa llamado Pegasus, un software desarrollado por la empresa israelí NSO Group. En junio de ese año, la Fiscalía de la PGR para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión (Feadle), informó que inició la indagatoria por esos hechos.

En ese marco, mediante un comunicado, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana aseveró que el programa Pegasus es una plataforma de origen israelí adquirido en la administración del ex presidente Enrique Peña Nieto en 2014 a través del CISEN, hoy Centro Nacional de Información (CNI).

Indicó que su licencia venció en 2017, “sin que se renovara posteriormente”. Destacó que de acuerdo con el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), el sistema fue comprado por la entonces Procuraduría General de la República, institución que fue obligada a desinstalarlo por instrucción del propio INAI, en virtud del cúmulo de quejas que se recibieron sobre el uso discrecional que se le dio a Pegasus.

Actualmente existe una investigación abierta por la adquisición del sistema Pegasus y su posterior destino, la cual obra en la indagatoria (FED/SDHPDSC/UNAI-CDMX/0000430/2017), a cargo de la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), adscrita a la Fiscalía General de la República (FGR).

La SSPC mencionó que coopera en esa indagatoria para aportar “toda la información necesaria a efecto de contribuir al esclarecimiento de este asunto y, en su caso, sancionar a los responsables que hubiesen incurrido en irregularidades o delitos”.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana aclaró que actualmente no cuentan con el servicio del sistema Pegasus, como tampoco sus organismos desconcentrados como el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y la Guardia Nacional.

“En ningún momento se ha hecho uso de las herramientas de vigilancia que posee dicho software, ya que el gobierno del licenciado Andrés Manuel López Obrador decidió no renovar la licencia de operación”, sostuvo.

jmonroy@eleconomista.com.mx