Ricardo Monreal Ávila, jefe delegacional en Cuauhtémoc, reveló que en la Ciudad de México operan cinco cárteles de la droga y varios grupos de delincuencia organizada dedicados al lavado de dinero, trata de personas, secuestro, extorsión y homicidios, por lo que se requiere un frente amplio con autoridades federales, coordinado desde el gobierno capitalino, para evitar que esto escale.

Al participar en la mesa de trabajo de la Comisión de Seguridad Pública (SSPCDMX), el exgobernador de Zacatecas expuso que, en la demarcación que gobierna, hay una población fluctuante de 5 millones diariamente y sus habitantes suman 620,000 habitantes.

El delegado reveló que cuenta con un mapa delictivo en la Cuauhtémoc, pero que desafortunadamente no tiene facultades para intervenir y disminuir delitos de alto y bajo impacto en lugares específicos donde operan varios grupos del crimen organizado dedicados a los ilícitos expuestos, algunos de ellos requieren la intervención de las fuerzas federales ; aunque, en entrevista, no quiso responsabilizar a la SSPCDMX y a la PGJCDMX.

Como ejemplo de su mapeo delictivo, Monreal Ávila dijo que el robo en transporte público se da mayormente en la colonia Centro, mientras que el hurto de vehículos ocurre en la colonia Santa María la Ribera; asimismo, los transeúntes que sufren de algún tipo de robo lo padecen entre las 6 y las 10 de la mañana, en Eje Central, República de El Salvador, Doctor Arce y Eje 1 Poniente Guerrero.

Según el exlegislador federal, que perteneció al PRD, PT y ahora a Morena, el mapa delictivo expone, sin decir nombres, que cinco cárteles tienen presencia en la Ciudad de México, los cuales con labores de inteligencia se abatirían, no es un asunto policíaco, es social, que tenemos que resolver y la coordinación en la capital debe venir del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa y una Secretaría Técnica.

Agregó que es necesario dotar a los 16 jefes delegacionales de facultades constitucionales y recursos económicos, además de personal especializado para enfrentar el fenómeno delincuencial, aunque reiteró que se ha hecho de conocimiento a las autoridades, pero no ha ocurrido nada y no quiso responsabilizar a Hiram Almeida o a Rodolfo Fernando Ríos Garza.