El exgobernador de Quintana Roo, Mario Ernesto Villanueva Madrid, será deportado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, después de haber cumplido una condena de 17 años que le impuso una Corte de Nueva York por el delito de lavado de dinero, del que se declaró culpable tras su extradición en mayo del 2010, con lo que se le rebajaron 13 de 14 cargos y se le sumaron nueve años que había purgado en México por un ilícito similar.

Sin embargo, como ocurrió con Héctor Luis el Güero Palma Salazar, exsocio de Joaquín el Chapo Guzmán Loera, cuando pise suelo mexicano, será puesto a disposición del personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR), para ser recluido en un penal, ya sea federal o local, dependiendo de la valoración que se realice.

De acuerdo con la PGR y el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), Villanueva, quien gobernó Quintana Roo de 1993 a 1999, tiene pendiente una condena de 28 años, ocho meses y siete días por el delito de fomento al narcotráfico y lavado de dinero , después de que el Segundo Tribunal Unitario en junio del 2008 redujo una condena que se le había aplicado de 36 años de prisión.

El exgobernador, surgido del Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue vinculado con delitos del narcotráfico por la entonces Fiscalía Especial de Delitos Contra la Salud, la cual encabezó Mariano Herrán Salvati, quien lo acusó de respaldar el tráfico de cocaína a través de las costas de Quintana Roo a favor del cártel de Ciudad Juárez, entonces dirigido por el extinto Amado Carrillo Fuentes el Señor de los Cielos.

Siendo aún gobernador, se le informó que era parte de una investigación, conocida como El Maxiproceso, la cual señalaba a varios integrantes del crimen organizado, como Alcides Ramón Magaña, el Metro; Gilberto Garza García, el Güero Gil, y Albino Quintero, Don Beto, identificados por Estados Unidos como principales introductores del alcaloide procedente de Sudamérica con destino a la nación vecina.

Confirman el regreso

Su hijo y actual diputado local, Carlos Villanueva Tenorio, confirmó la liberación y traslado al país del exgobernador.

Además, adelantó que por el estado de salud en que se encuentra, solicitarán se le conceda cárcel domiciliaria, ya que padece enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la cual pondría en riesgo su vida en caso de no recibir el tratamiento necesario.

En una carta, Mario Villanueva expone que será liberado este viernes 23 de diciembre, pero, por ser extranjero, las autoridades de migración (ICE) me deportarán a México con un trámite de una semana a un mes. Después me entregarán en la frontera a las autoridades del gobierno mexicano porque allí tengo una pena de prisión pendiente .

Añade que en junio del 2013, ya recluido en Estados Unidos, fue condenado por el delito de lavado de dinero (el mismo que en México), pero fueron sobreseídos todos los cargos de narcotráfico, es decir, me absolvieron de ellos .

Por la presión del gobierno mexicano y porque me negué a colaborar con la fiscalía, me impusieron una pena muy alta, de 17 años de prisión. Colaborar significa dar información, los narcotraficantes de México y Colombia lo hacen y reciben penas muy bajas , añade en la misiva.

También expone que de los 17 años de condena, seis los cumplió en Estados Unidos y nueve en México. Me acreditaron en Estados Unidos ese tiempo porque el fiscal y el juez reconocieron que se trata de los mismos hechos por los que me juzgaron en México, por lo que tengo dos sentencias por lavado de dinero, con los mismos hechos, pues el presidente Calderón se empeñó en extraditarme aun en contra de la Constitución federal, la cual prohíbe el doble juzgamiento, y del Tratado de Extradición, que prohíbe se extradite a una persona si le pide para juzgarlo por lo que ya se le juzgó en México .