La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) determinó que la aplicación de el Operativo Mochila Segura, durante la pasada administración, violentó los derechos humanos a la educación, así como la intimidad y el principio del interés superior de la niñez de los alumnos de escuelas públicas y privadas de educación básica en la Ciudad de México.

En ese sentido, el organismo nacional emitió la recomendación 48/2019  a la Secretaría de Educación Pública (SEP)  encabezada por Esteban Moctezuma con el fin de exhortar a las autoridades para determinar si es procedente la continuación de este operativo y de ser así que funcione como una medida de protección y cuidado en favor de niñas, niños y adolescentes bajo un enfoque de derechos humanos.

La CNDH consideró que el operativo carece de un enfoque de derechos humanos, ya que presupone que los menores cometerán algún delito, siendo que la obligación de las autoridades educativas y escolares es la adopción de medidas de protección y de cuidado que aseguren la preservación de la integridad física.

Cabe recordar que la medida fue aplicada después de que, en enero del 2017 en la ciudad de Monterrey, un estudiante de secundaria disparó a su profesora y compañeros mientras estaban en el salón de clases, para luego dispararse a sí mismo; la SEP anunció en coordinación con el gobierno de la Ciudad de México y la Secretaría de Seguridad Pública  medidas de seguridad en las escuelas de la capital del país.

Además de solicitar a la  SEP determinar si es procedente la continuación del operativo, la comisión instó a la dependencia federal a  integrar un grupo multidisciplinario que analice el esquema de operatividad, funcionamiento, supervisión y análisis de resultados.

Asimismo, colaborar con el Sistema Educativo Nacional para contar con un análisis y diagnóstico sobre la violencia en los planteles.