El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó que destituyó e inhabilitó a un magistrado por incurrir en irregularidades en sus declaraciones patrimoniales del 2014, 2015 y 2016, al no reportar ingresos por 6 millones de pesos, mismos que no correspondieron con sus ingresos como funcionario de un tribunal en el estado de Puebla.

“Luego de una exhaustiva investigación por su desempeño al frente de un tribunal en el estado de Puebla, se corroboró que incurrió en la conducta de faltar a la verdad respecto a su evolución patrimonial y las irregularidades reportadas”, indicó la CJF.

El magistrado no reportó en sus declaraciones patrimoniales cerca de 6 millones de pesos producto de diversas operaciones, por lo que se le inhabilitó por 15 años y fue destituido.

El Consejo de la Judicatura Federal dijo que las investigaciones administrativas se llevaron a cabo con absoluto profesionalismo, velando siempre por el debido proceso y la presunción de inocencia.

“El CJF reitera su compromiso con la política de cero tolerancia a la corrupción y contra la falta de transparencia en el desempeño de los juzgadores federales y servidores públicos del Poder Judicial de la Federación”, sostuvo.

No se reveló el nombre del magistrado que fue destituido e inhabilitado.

jorge.monroy@eleconomista.mx