La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió medidas preventivas con la suspensión del suministro de agua potable que inició este jueves en 13 delegaciones de la ciudad de México.

El órgano hizo un llamado a las autoridades capitalinas para que el derecho humano sea garantizado manteniendo acciones y medidas tendientes a disminuir las afectaciones a la población. Durante este periodo se realizarán diversas obras de mantenimiento al sistema hidráulico.

La CDHDF recuerda que el acceso al agua es un derecho humano, por lo que la autoridad debe garantizar la disposición de este vital líquido, que sea salubre, aceptable, accesible y asequible, por lo que es necesario que se priorice el suministro de un mínimo indispensable para uso personal y doméstico (...) y proveer alternativas para ello , declaró.

Por otro lado, reconoció que las autoridades deben emprender tareas para evitar deficiencias en el servicio. Pero en este contexto, las instancias de gobierno también deben observar las obligaciones desde el marco jurídico de los derechos humanos.

La Comisión destacó que en tanto dure la suspensión del servicio, la distribución de agua a través de pipas debe ser gratuita, equitativa y sin discriminación.

Aunado a lo anterior, es preciso garantizar el derecho a la información; esto es, que las personas deben conocer anticipadamente los motivos que originan la suspensión o la interrupción del servicio de agua y la disponibilidad real del agua que se abastece.

[email protected]