La Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha hecho revisiones sobre las condonaciones de impuestos por parte del Servicio de Administración Tributaria, en donde si bien no ha encontrado irregularidades en cuanto a los procesos de condonación, sí ha identificado que dicho beneficio ha sido ocupado principalmente por los grandes contribuyentes.

La ASF ha revisado el tema del perdón de impuestos en las cuentas públicas del 2013 y 2016. En la auditoría de cumplimiento y financiera denominada como Condonación de Créditos Fiscales, con clave 13-0-06E00-02-0035 GB-089, perteneciente a la Cuenta Pública del 2013, la ASF identificó a 15 contribuyentes que hasta entonces habían sido beneficiados con la condonación de créditos fiscales de manera prioritaria.

“Se identificó que 1,335 contribuyentes aprovecharon los beneficios de la condonación de contribuciones y accesorios en el 2007 y el 2013, de los cuales existe un grupo de 15 contribuyentes que fue el más beneficiado (...) en el 2007 obtuvieron condonaciones por 9,233 millones 809,400 pesos, y en lugar de que el estímulo sirviera para sanear sus obligaciones, originó que para el año 2013 se incrementaran sus condonaciones a 37,557 millones 893,000 pesos”, indicó la ASF.

Como recomendaciones, la auditoría solicitó en su momento a la Cámara de Diputados que analizara el impacto real de los programas de condonaciones de impuestos para las arcas públicas.

Asimismo, recomendó en ese entonces que se evitara “la inclusión de contribuyentes que hayan participado en alguno de los últimos dos programas de amnistía, así como de aquellos que no hayan sido fiscalizados en los últimos cinco años”.

La auditoría concluyó que los programas de condonaciones “no aumentan la eficiencia recaudatoria ni logran el cobro total de los adeudos, sino más bien disminuyen la percepción del contribuyente sobre la exigibilidad del pago de sus contribuciones en tiempo y forma, fomentan la cultura del no pago y, en cierta medida, podrían propiciar la evasión fiscal”.

Por otra parte, en la auditoría del 2016, la ASF indicó que había una gran concentración de condonaciones de impuestos a pocos contribuyentes que, a su vez, son los que mayores recursos deben comprobar ante la autoridad tributaria.

“En nueve grandes contribuyentes se concentró un importe acumulado por 5,014 millones 664,000 pesos, que representó 87.3% del monto total condonado a ese grupo. El importe de las condonaciones de créditos fiscales otorgadas a grandes contribuyentes representó 70.3% del importe total autorizado por ese concepto en el 2016”, se detalló.

Eran condiciones toleradas: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador argumentó que la condonación de impuestos que recibieron entre el 2007 y 2012 allegados suyos, como Ana Gabriela Guevara, titular de la Comisión Nacional del Deporte, o Yeidckol Polevnsky, presidenta de Morena, por montos de 9.6 millones y 16.4 millones de pesos cada una, era una condición “tolerada y legal”.

Al respecto, López Obrador respondió que “eran condiciones toleradas, eran hechos tolerados, legales, estaban establecidos en la ley, se aplicaban estas medidas de manera legal en Hacienda”.

En tanto, López Obrador calificó como un buen acto del panista Diego Fernández de Cevallos reconocer el adeudo que tiene con el pago de Predial por sus propiedades en Querétaro. 

(Con información de Jorge Monroy)