Baltasar Garzón fue juez de la Audiencia Española que resolvió sobre crímenes contra la humanidad, terrorismo de Estado, narcotráfico, corrupción política y delincuencia. Cobró fama internacional en la década de los 90, por promover una orden de arresto contra el ex dictador chileno Augusto Pinochet por la muerte y tortura de ciudadanos españoles durante su mandato. Garzón será quien encabece desde ahora al equipo jurídico del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, requerido en extradición por la justicia mexicana.

Baltazar Garzón, ex juez y magistrado español, ha tenido presencia importante en México. De las más recientes, en 2019 se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador para discutir la creación de la Guardia Nacional. En 2017 participó en diversos foros en nuestro país con motivo de la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal.

En diciembre del año pasado, el ex presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció que Garzón encabezaría un equipo para luchar contra la orden de detención que emitió en su contra un juez de su país.

A lo largo de su carrera como jurista destacó por ser el abogado de figuras como Julian Assange, fundador de WikiLeaks, siendo director pro bono de su defensoría.

En 2005, Garzón abrió la posibilidad de que se levantaran en España cargos de delitos de lesa humanidad contra ciudadanos argentinos por la desaparición de ciudadanos españoles durante la dictadura argentina de 1976-1983.

En 2009, Investigó a Jesús Gil, antiguo alcalde de Marbella y dueño del Club Atlético de Madrid, por corrupción. Baltasar Garzón es licenciado en Derecho y ejerce su oficio desde el año de 1979. Ha publicado una decena de libros sobre violación a los derechos humanos en dictaduras y combate a la corrupción.

En 2012 fue inhabilitado del cargo en el máximo tribunal por 11 años tras ser acusado por los magistrados españoles de haber tratado con “arbitrariedad” y “totalitarismo” a miembros del derechista Partido Popular implicados en el caso Gürtel.

El otrora Juez de la Audiencia Nacional de España dirige actualmente el bufete ILOCAD SL. (International Legal Organization for Cooperation and Developement), con sede en Madrid.

Lozoya ha solicitado a su equipo jurídico buscar las vías legales para evitar su extradición a México, donde es requerido por la Fiscalía General de la República por los presuntos delitos de asociación delictuosa organizada, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Desde el 2 de marzo, pasado, Emilio Lozoya ya se encuentra en el Centro Penitenciario Madrid IV – Navalcarnero, donde deberá enfrentar ante la Audiencia Nacional de España la solicitud de extradición por parte del gobierno de México.

En julio de 2019, un juez nuestro país ordenó la detención del exdirector de Pemex por presuntamente haber aceptado 10 millones de dólares a cambio de otorgar contratos de Pemex para obra pública a la empresa brasileña Odebrecht. La autoridad mexicana también lo requiere por su supuesta relación con la adquisición con sobrecosto de la planta AgroNitrogenados en Veracruz.

[email protected]