En Yucatán, en la primera elección estatal que se realizó en este 2010, el PRI lograba anoche aventajar tanto en la conformación del Congreso local como en los municipios, entre ellos la capital, Mérida, con Angélica Araujo, con ligera diferencia.

Al cierre de esta edición, de las 15 curules en disputa el tricolor iba a la cabeza en 12, mientras que Acción Nacional obtenía tres diputaciones de Mayoría Relativa. De los 38 municipios que actualmente gobierna el PAN, los resultados preliminares mostraban datos sólo de 17; 11 quedan en poder del PRI y el PAN retenía sólo seis.

Durante la jornada electoral, el PRD acusó la supuesta intervención del gobierno estatal. Las denuncias fueron desde detenciones irregulares hasta la violación de los derechos individuales de los militantes. Por ejemplo, se aseguró que observadores electorales del instituto político fueron detenidos por policías municipales.

Las dirigencias estatal y nacional denunciaron que Silverio Matías Gutiérrez, José Alfredo Ascorra, Israel Reyes, Eusebio Vázquez Villegas, Luis Kupul Kamal, Enrique Canche Pet, Marcelo Barón y Rogelio Ek, fueron privados de su libertad e incomunicados. Responsabilizaron a la gobernadora del estado, Ivonne Ortega, de lo que les pudiese suceder a los militantes perredistas.

En tanto el PAN, antes de que cerraran las casillas, se retiró de la sesión permanente del Instituto de Procedimientos Electorales y Participación Ciudadana (Ipepac) de Yucatán, ya que denunció no hubo garantías durante el proceso electoral.

La dirigencia panista estatal acusó a la Gobernadora de las irregularidades en la jornada comicial. Incluso denunció que el órgano electoral local no ofrece garantías y certeza al voto ciudadano.

Contrario a las acusaciones, la lideresa nacional del PRI, Beatriz Paredes, a las 6 de la tarde, levantó la mano de Angélica Araujo, candidata a la alcaldía de Mérida, ya que según las encuestas de salida, la abanderada priísta había obtenido 51% de los votos. Aunque los resultados preliminares, minutos más tarde, indicaban que la contienda estaba cerrada con la panista Beatriz Zavala.

Nuestro triunfo en Mérida es irreversible, y Angélica será la presidenta municipal en Mérida , dijo Paredes Rangel. De confirmarse los resultados de las encuestas, el PRI regresará al palacio municipal, del que estuvo ausente 20 años.

[email protected]

Elecciones