México.- El Estado mexicano debe encontrar las salidas conjuntas, cerrar filas y "asumir una responsabilidad fuerte" ante el momento crítico que en materia de seguridad afronta el país y en específico Michoacán, señaló el líder del PAN, Gustavo Madero.

Ante esos "focos rojos" han surgido grupos de autodefensa, una situación que -aseguró- no es privativa de Michoacán, por lo que ya los hay en 11 estados del país, aunque en esa entidad es donde se expresa de manera más cruda y agobiante.

El presidente del Partido Acción Nacional (PAN) insistió que esos grupos son una expresión de la frustración que tiene la población, porque no se están resolviendo sus problemas ni las acusaciones de corrupción, infiltración, falta de autoridad y de acción de autoridades locales.

En entrevista, el líder panista consideró que en Michoacán "se está exponiendo el fracaso de un modelo de seguridad que no está dando resultados y una población desesperada que busca salidas, que busca soluciones por distintas vías".

En su opinión, el riesgo es que el Estado mexicano no pueda darles una solución y entonces esos mexicanos busquen alternativas que no sean legales ni constitucionales, para defender su patrimonio, sus familias, la vida y la salud.

mfh