El Túnel Emisor Oriente (TEO) terminará de construirse en el 2014 y no un año antes como estuvo programado bajo proyecciones de ingeniería básica, informó el titular de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege Tamargo.

En entrevista luego de su participación dentro del Seminario Formación de Agentes de Cambio para la implementación de la Agenda del Agua 2030, detalló que al momento de estudiar el plan con ingeniería ejecutiva, los tiempos se extendieron poco más de dos años y por tanto, el costo de esta construcción.

Aseveró que se tiene como objetivo concluir un tramo de 10 kilómetros de este ducto paralelo al Emisor Central, durante la presente administración. Explicó que este trecho contará con una planta de bombeo la cual dará garantía de seguridad a la ciudad de México.

Expuso que al momento de licitar el proyecto, se hizo con base en una ingeniería básica contratada por la Conagua. Cuando el consorcio ganador realizó el proyecto ejecutivo de manera más detallada, salieron elementos de carácter geológico, de suelos y de trayectoria que al modificarse trajo como consecuencia mayor tiempo.

Ello, dijo implica también un costo superior; sin embargo, Luege Tamargo no pudo adelantar la cifra pues aquí hay un proceso contractual y legal que no puedo violentar . Este nuevo programa no se ha firmado y está en negociación.

Enfatizó que el gobierno federal tomó la decisión de una planta de bombeo, la cual costará unos 1,000 millones de pesos. Con ello, el TEO podrá operar de manera independiente en los primeros 10 kilómetros para, en caso de algún incidente en el Emisor Central, dar garantía de seguridad.

[email protected]