Los homicidios en la ciudad de México se ubican en sus niveles más altos en lo que va del siglo XXI, sobre lo cual David Gagne, de la Fundación InSight Crime, asegura que la condición de la capital mexicana como centro de poder económico y político sirve como una bendición y a la vez como una maldición en términos de seguridad.

En un análisis, el especialista en temas de crimen organizado en las Américas retoma las cifras dadas a conocer recientemente por el diario estadounidense The Wall Street Journal: la violencia aumentó en 21% durante los primeros ocho meses del 2015 y la tasa de homicidios en este periodo es la más alta desde 1998.

Los homicidios estuvieron en niveles altos durante el mes de septiembre, y hubo un aumento de 22% con respecto al número de asesinatos registrados en septiembre del 2014, y el reciente hallazgo de un cuerpo que presentaba señales de tortura colgado de un puente de la ciudad de México recuerda las imágenes de brutales asesinatos en otras épocas en estados con fuerte presencia del crimen organizado.

David Gagne expone que desde hace mucho tiempo, el Distrito Federal ha sido considerado un lugar seguro con respecto al crimen organizado, pero este año se ha presentado un aumento en los crímenes así como actos violentos como el del cadáver colgado , lo cual indica que la capital ha comenzado a atraer a los grupos criminales.

El año pasado, José Antonio Ortega, director de la ONG Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, dijo a InSight Crime que los cárteles de droga consideran al DF como la joya de la corona , en parte por su condición de centro de poder político y económico. Los altos precios de las drogas ilícitas en la ciudad de México también ofrecen un fuerte incentivo financiero para las bandas criminales que operan allí.

El analista de esta fundación indica, sin embargo, que la importancia política y económica de la ciudad de México es también lo que probablemente evitará que la capital llegue a los altos niveles de violencia que se dieron antes en otras ciudades mexicanas.

A pesar de los brotes de violencia, la ciudad de México sigue siendo relativamente segura y se espera que la tasa de homicidios de la capital en el 2015 estará por debajo de la media nacional, concluye el trabajo de Gagne.

EL DATO

Alejandro Gutiérrez Herrera o Ángel Alejandro Gutiérrez Vasconcelos, uno de los dos sujetos vinculados por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) sobre el caso del joven chiapaneco que fue colgado en el puente de La Concordia en Iztapalapa, fue formalmente preso por el delito de homicidio.

La Procuraduría informó que el Juzgado 51 de lo Penal del Reclusorio Preventivo Oriente notificó a la Fiscalía de Homicidios que en la causa penal cuenta con los elementos suficientes para sujetar a proceso al indicado. (Rúben Torres)

[email protected]