Tres activistas de la comunidad LGBTI en el estado de Guerrero, fueron hallados muertos este fin de semana sobre un paraje de una carretera federal, confirmaron este lunes autoridades policíacas.

Los cuerpos de quienes promovían el Movimiento en Defensa del Orgullo de la Diversidad Sexual en la ciudad de Taxco de Alarcón tenían un tiro de gracia, informó un alto funcionario de la secretaría de seguridad estatal.

La comunidad LGBTI de este municipio del norte de Guerrero condenó en un comunicado el asesinato de Rubén Estrada, identificado como líder de esa causa en Taxco, y de Roberto Vega y Uriel López, dos más de sus integrantes.

"Su muerte nos hiere profundamente (...) Ha dejado un vacío en nuestros corazones y un sentimiento de impotencia a todos nosotros, sus allegados... Exigimos con rigor a las autoridades que aclaren este infame delito", dice un mensaje difundido en redes sociales.

En la zona del crimen se localizaron casquillos percutidos de arma corta, detalló la policía.

Activistas de derechos humanos consideran que en México existe creciente hostilidad contra la comunidad LGBTI.

Un informe de la ONG Letra Ese indica que entre 2013 y 2017, al menos 381 personas LGBTI o percibidas como tales fueron asesinadas "presuntamente, por su orientación sexual o la identidad o expresión de género".

Salvo la capital mexicana, donde la comunidad ha alcanzado conquistas como el matrimonio igualitario, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (ombudsman) advirtió el mes pasado que existe "cada vez mayor intolerancia" de policías, servicios de salud y asociaciones religiosas, "que pueden derivar en crímenes de odio".