La noche de ayer 4 de marzo, el Consejo General del Instituto Electoral y Participación Ciudadana de Guerrero aprobó, con seis votos a favor y uno en contra, la candidatura de Félix Salgado Macedonio para contender por la gubernatura de la entidad bajó las siglas de Morena.

Aunque durante sus intervenciones la mayoría de los consejeros electorales locales mostraron su rechazo a los señalamientos de violencia de género, de los que es objeto el morenista, coincidieron en que dicho órgano electoral no cuenta con las atribuciones para determinar si las acusaciones son verídicas, por lo que no había razones para negarle el registro.   

El consejero, Edmar León García, señaló que el Instituto Electoral debe ser el primero en garantizar un debido proceso, precisamente porque es “como podemos garantizar que las conductas y actos se establezcan en un marco de justicia”. 

Por su parte, la consejera Cinthya Citlali Díaz Fuentes, consideró que deben ser las autoridades de jurisdicción local, o federal, las responsables de decidir la validez de la actuación de Salgado Macedonio. En ese sentido dijo que “no podemos hacer más allá de lo que la propia ley nos señale en estricto sentido”, argumentó. 

Asimismo, Dulce Merary Villalobos, también consejera local, lamentó que pese a que fue de conocimiento público la resolución de la Comisión Nacional de Honor y Justicia (CNHJ) de Morena sobre la reposición del proceso interno ante los señalamientos de violencia de género de Salgado Macedonio, dicho documento no fue puesto a consideración del órgano electoral local, al tiempo que consideró que la candidatura no cumple con lo establecido por los estatutos, lo que fue una de las razones por las que votó en contra del proyecto.

La Comisión Nacional de Elecciones de Morena anunció que repondrá el proceso de elección para la candidatura a gobernador de Guerrero. Mientras tanto, este viernes los candidatos al Ejecutivo local, incluido Macedonio, inician su campaña.

maritza.perez@eleconomista.mx