La organización Mexicanos Primero aseguró que una sentencia dictada por el Poder Judicial de la Federación declaró ilegales los acuerdos de los gobiernos federal y local con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca, durante los años 2015, 2014, 2013 y 1992.

La directora de estudios jurídicos de la organización, Sandra Creixell, explicó que el juicio de amparo fue interpuesto en el 2015 por el brazo jurídico de Mexicanos Primero, Aprender Primero, en contra de diversos acuerdos entre secretarías y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), de donde se desprende la CNTE como instancia opositora.

“(La resolución) sienta un precedente para impedir cualquier acuerdo que atente contra el derecho a aprender”, dijo Creixell sobre la sentencia que se dio a conocer el 11 de febrero de este año, según reportaron.

Mexicanos Primero explicó que dichos acuerdos fueron celebrados entre la Secretaría de Gobernación (Segob), la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el gobierno de Oaxaca y establecían que a la Sección 22 se les otorgaría un banco de plazas para que dispusiera a “discreción” de las mismas; los agremiados recibirían incentivos y promociones por “buen desempeño”.

Además, se pactó que los docentes de la Sección 22 en servicio antes del 11 de septiembre del 2013, fecha en que se promulgó la Ley General de Servicio Profesional Docente, no serían cambiados o removidos de sus funciones aun en los casos expresamente contemplados por esta ley.

La directora jurídica de Aprender Primero indicó que tras darse a conocer la sentencia, la Segob, la SEP, el gobierno de Oaxaca y el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca tienen la obligación de dar cumplimiento por lo que deberán dejar sin efecto dichos acuerdos con el SNTE y la CNTE.

El presidente de Mexicanos Primero, David Calderón, dijo que no sólo se debe revocar lo que se acordó con la Sección 22, “sino también sentar un precedente nacional que servirá como herramienta para que maestras y maestros, así como niñas y niños y sus familias, sepan que tienen al Poder Judicial de su lado”.