El procurador Arsenio Durán Becerra anunció una iniciativa de reforma al Código Penal que calificaría los delitos patrimoniales, entre estos el robo y la extorsión, como graves, aún cuando el delincuente no alcance su objetivo.

Dio a conocer que el gobierno del estado presentará esta semana una iniciativa de ley que establecerá mayores sanciones a los delitos patrimoniales, pese a que el delincuente no obtenga el beneficio económico que pretendía.

Esto evitará que quienes ingresen a las casas a robar objetos de valores mínimos recuperen su libertad de forma inmediata o bien, que no se sancione con fuerza a los extorsionadores, cuando no obtienen el dinero.

"La extorsión en sus diferentes modalidades, que sea catalogada como delito grave y aunque el sujeto no consiga su objetivo, de todos modos se deje muy en claro que hay delito de extorsión", detalló.

La iniciativa estará lista esta semana y podría presentarse el próximo viernes, porque sólo se realizan ajustes de estilo y redacción para modificar algunos artículos del Código Penal y el catálogo de delitos graves establecido en el Código de Procedimientos Penales del estado.