El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, informó que de 15 personas que presentaron disparos en los hechos de Nochixtlán, Oaxaca, a una de ellas ya le fue extraída la bala, por lo que permanecerá en cadena de custodia para definir el tipo de disparo.

Dijo que el próximo viernes acudirá a Nochixtlán, Oaxaca, para continuar las labores de entrega de apoyos sociales y de otorgamiento de beneficios de infraestructura en esa comunidad.

En entrevista, el subsecretario reiteró que 65 personas que resultaron lesionadas en los hechos del 19 de junio en Nochixtlán han recibido atención médica.

Dijo que en este momento, los habitantes y autoridades de la Secretaría de Salud a nivel federal se encuentran en la etapa de entrega de expedientes médicos.

Yo seguramente estaré el viernes en Nochixtlán, viendo también la agenda de infraestructura y la agenda social. Fueron atendidas 65 personas, 15 de ellas con herida de bala. La primera extracción de bala se realizó el viernes con la participación de los especialistas de salud; está muy bien el paciente y la cadena de custodia de ese proyectil, también en el acuerdo que convenimos en el grupo de trabajo, se hizo con la participación de la CNDH y de la Defensoría de los Pueblos de Oaxaca, para garantizar que esa cadena de custodia sea absolutamente confiable , afirmó.

Destacó que esas 15 personas fueron atendidas en hospitales de la Ciudad de México, mientras que en Oaxaca fueron atendidas otras 120 personas.

El subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación reiteró que la Procuraduría General de la República (PGR) investiga a por lo menos siete organizaciones por el caso de Nochixtlán, Oaxaca.

También destacó que los 574 uniformados que participaron en los hechos están a disposición de la PGR para su investigación, al igual que los civiles involucrados en la refriega.

[email protected]