El gobierno federal tomó el control de las aduanas de todos los puertos del país, a través de elementos de las secretarías de Marina y la Defensa Nacional.

Se argumentó un “mal manejo de los puertos”, que ha propiciado la “introducción de drogas y contrabando”.

En agosto del año pasado, al reunirse con el entonces titular de la Administración General de Aduanas del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Ricardo Ahued Bardahuil, el presidente Andrés Manuel López Obrador lo instruyó a limpiar esta área a la que señaló como una de las más contaminadas del gobierno por la corrupción.

El fin de semana, de gira por Colima, López Obrador informó que el gobierno federal tomará el control de la aduana del puerto de Manzanillo y de todos los puertos del país, a través de elementos de las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional.

Cabe recordar que el Ejército mexicano tiene desplegados 45,682 elementos (aproximadamente 16.49% de su fuerza en activo), para atender las nuevas encomiendas que le ha dado el presidente López Obrador, informó El Economista en la víspera.

Entre las tareas que se les han encomendado a las fuerzas armadas se encuentra la construcción del nuevo aeropuerto de Santa Lucía, de las sucursales del Banco del Bienestar, así como de cuarteles de la Guardia Nacional.

Además tienen a su cargo el resguardo de ductos de Pemex; la distribución en el país de insumos por la emergencia sanitaria del Covid-19; tareas del programa Sembrando Vida; y el resguardo de las fronteras norte y sur ante los flujos de migrantes.

Así, el presidente López Obrador argumentó el viernes: “Vamos a actuar limpiando, retomando todo el sistema de aduanas y puertos del país”.

Acusó que autoridades están involucradas en actos de corrupción, sobre todo en Manzanillo.

“Ya no sólo son los plantíos de amapola o marihuana los que predominan, ya no es como antes, ahora son los químicos, que entran por estos puertos, droga de lo más destructiva que pude haber, de lo más dañina, que destruye a jóvenes”, sentenció el Ejecutivo federal.

politica@eleconomista.mx