La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó a los consumidores sobre la adquisición de los luchadores de plástico de la marca Súper Lucha Manía , por tener un alto contenido de plomo, lo que los hace tóxicos.

La dependencia indicó que esos juguetes representan un riesgo para la salud de los infantes, ya que no cumplen con Norma Oficial Mexicana referente a la biodisponibilidad de metales en artículos recubiertos con pinturas.

Explicó que la pintura que rodea las rodilleras de los muñecos rebasa los límites permitidos en la NOM, por lo que si los niños se llevan el artículo a la boca podrían ingerir esta sustancia tóxica, con efectos negativos para su salud.

Preciso que esta norma regula los límites de biodisponibilidad de metales en artículos recubiertos con pinturas y tintas; además de las especificaciones químicas y métodos de prueba.

Además, la procuraduría indicó que la empresa incumple con las reglas de etiquetado, ya que no señala nombre, denominación o razón social y domicilio del fabricante o responsable de la fabricación.

apr