Las mujeres del Distrito Federal, Baja California, Sonora, Sinaloa, Zacatecas, Aguascalientes, Jalisco, Colima y Nayarit son quienes tienen problemas de adicción al alcohol, drogas y tabaquismo.

Con base en las estadísticas de la Encuesta Nacional de Adicciones 2011, son inquietantes los registros de consumo de cocaína en mujeres, pues hasta la Encuesta de 1988 no había reporte alguno. Los casos de marihuana y uso de cualquier droga tuvieron un incremento.

MENORES DE 18 CON SECUNDARIA

Para las mujeres, la droga de impacto fue alcohol en 53%; 13.7% tabaco, 12.4% marihuana, 11% solventes y 3% cocaína. En el caso del alcohol, se tenía registro -en el 2008- de que 70,039 bebían; el año pasado, la estadística reflejó que la cantidad aumentó a 91,108.

Las características de este sector de la población que han sido envueltas por las adicciones son: 71.4% son solteras, 49% menores a 18 años de edad; 27% está en el rango de 35 a 65 años, y 19.7% de 18 a 34. En cuanto a escolaridad, 53.7% tienen secundaria; 21.7% bachillerato; 13.6% estudios superiores; 13.6% primaria, y 6% estudios superiores.

REZAGO EN TRATAMIENTO

Los resultados de la Encuesta Nacional de Adicciones 2011 indica que la dependencia al alcohol es el trastorno con mayor rezago, solamente 6.8% de los enfermos recibieron tratamiento. Este rezago es mayor en las mujeres, hay 2.2 hombres con dependencia en tratamiento, por cada mujer con esta misma condición.

También hay un aumento importante en la proporción de la población con dependencia que recibió un tratamiento completo con un profesional que pasó de 6.3% en el 2008 a 22.8% en el 2011. También aumentó la proporción de hombres y mujeres que recurrieron a ayuda mutua; sin embargo, en las mujeres el crecimiento en la proporción que buscó ayuda fue mayor (de 15% en el 2008 a 31.2% en el 2011) que el que se observó en los hombres (de 35.4 a 44.7%, respectivamente).

Al evaluar cómo ha sido el tratamiento recibido por la población con dependencia a drogas se encontró que la mayoría ha recibido tratamiento completo (35%) o parcial con algún profesionista (22.1%), esto último debido a que la persona no continuó asistiendo.

[email protected]