Es posible construir una relación de respeto y colaboración con Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la CDMX, pero las autoridades surgidas de las filas del PAN, PRI y PRD que ganaron elecciones buscarán que se les reconozca y respete el peso político que les concedieron los ciudadanos en las urnas, afirmó la alcaldesa electa de Álvaro Obregón, Lía Limón García.

La contienda electoral, recalca en entrevista, quedó atrás y es tiempo de reconciliación, de construir un diálogo respetuoso. “Por el bien de los vecinos de Álvaro Obregón, sumaré siempre; la prioridad es ellos”.

Ya sin la playera con logotipos de los partidos que la postularon como candidata, con la que se presentaba durante la campaña, Limón García delinea la relación que pretenden construir con la jefa de gobierno: “si a los alcaldes les va bien, a Claudia Sheinbaum le irá bien”.

Los candidatos de la alianza ganaron la mitad de la ciudad y buscarán “que se reconsideren equilibrios y se revaloren temas”, subraya.

Desde su perspectiva, ahora los alcaldes que no son de Morena tendrán mayor margen de maniobra y posibilidad de negociación, que podrán usar para empujar temas que interesan a quienes serán sus gobernados a partir del 1 de octubre.

La exlegisladora y activista social en causas como la defensa de menores de edad y madres trabajadoras, expone los primeros objetivos de los nueve alcaldes surgidos de la oposición a Morena en la Ciudad de México: una nueva fórmula redistributiva del erario, que permita que una buena parte del predial se destine a obras y servicios en beneficio de las comunidades donde se recauda; que las aportaciones que pagan los desarrolladores inmobiliarios por concepto de mitigación de impacto se destinen precisamente para ello y no, como ocurre ahora, que lo recoge el gobierno capitalino y no se sabe para qué lo usa y mayores recursos para programas que permitan generar condiciones de seguridad en las colonias.

Limón García, quien obtuvo 70,906 votos más que el morenista Eduardo Santillán en la elección del 6 de junio pasado, refiere que el compromiso ahora es hacer un buen gobierno. “Nos toca demostrar que lo podemos hacer”.

Anuncia reactivación de estancias infantiles

Entre los proyectos en la tercera alcaldía más poblada de la ciudad (en Álvaro Obregón viven poco más de 759,000 habitantes), para la exdirectora general de Políticas Sociales de la entonces Secretaría de Desarrollo Social, una de las prioridades es la reactivación inmediata de estancias infantiles.

Puntualiza que, de entrada, se reabrirán las 40 que fueron cerradas por la administración pasada para volver a atender a una población aproximada de 2,000 niños.

Incluso, asegura que es posible duplicar esa cifra si se logra implementar un programa en el que se busca que personas o empresas “adopten” a un niño en una estancia, con el fin de atraer recursos para ofrecerles las atenciones que ahí reciben.

De acuerdo con cifras oficiales, en la alcaldía Álvaro Obregón, en 2015 había 214,895 hogares, de los cuales 71,224, es decir 33.15 por ciento, eran encabezados por mujeres.

Además, en campaña hizo el compromiso de apoyar a 5,000 madres de familia a través de la tarjeta aliada, instrumento mediante el cual les serán transferidos cada bimestre 1,000 pesos.

También prometió crear un programa de empleo temporal que, en una primera etapa, tendrá contempladas al menos a 5,000 personas, con salarios de 5,000 pesos mensuales. Eso a cambio de que contribuyan al rescate de los espacios públicos de la alcaldía.

Asimismo, integrará un programa para apoyar con becas a jóvenes que durante la pandemia del Covid-19 tuvieron que dejar sus estudios, con el objetivo de que puedan volver a la escuela.

La alcaldía Álvaro Obregón ejerce un presupuesto anual de alrededor de 2,900 millones de pesos, de los cuales destina poco más de 1,000 millones para la nómina. De los recursos restantes, durante la siguiente administración se utilizarán alrededor de 1,000 millones de pesos para programas sociales y el resto a servicios, incluido seguridad en donde se tendrá que invertir más que lo ejercido actualmente.

Recuperación económica desdelos primeros 100 días de gobierno

Lía Limón expone que, debido a los estragos propiciados por la pandemia del Covid-19, en la alcaldía Álvaro Obregón fueron cerrados alrededor de 3,000 negocios, los cuales en la próxima administración recibirán apoyos de la alcaldía, mediante créditos de entre 25,000 y 50,000 pesos, para que puedan ser reactivados.

Como parte de la estrategia para la reactivación económica en la demarcación se buscarán sinergias entre empresarios y autoridad, con el objetivo de lograr la reapertura de negocios y, al mismo tiempo, incorporar al campo laboral a personas que se quedaron sin empleo durante la emergencia sanitaria.

La próxima funcionaria obregonense destaca que el sector inmobiliario se había paralizado incluso desde un año antes de que iniciara la pandemia del Covid-19, debido a la decisión del gobierno de la Ciudad de México de revisar el estatus de la industria en esa actividad, con lo cual se manifestó de acuerdo.

Sin embargo, expresa que la solución no era detener el sector de tajo y por completo. “Había que revisar y dejar avanzar a los que estaban en regla y frenar a los que no”.

En ese sentido, adelanta que una vez que asuma la alcaldía lo que hará es aplicar la ley para dejar trabajar a aquellos que están en el marco de la ley.

En Álvaro Obregón hay cuatro planes parciales y un programa de desarrollo, los cuales son muy claros en la materia: dicen número de niveles y densidad poblacional”.

Lía Limón afirma que no les va a fallar a los habitantes de esa demarcación y recuerda que al final de la campaña, su padre, el exsecretario de Educación, Miguel Limón, le dijo que le entregaba un apellido limpio, luego de una importante trayectoria en la administración pública. Asegura que así lo mantendrá.