Después del Gran Sorteo Especial 235 de la Lotería Nacional, alusivo al avión presidencial, el cual contó con 100 premios de 20 millones de pesos, al menos cinco hospitales, tres de ellos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), resultaron ganadores.

El Instituto anunció que tres de sus clínicas, ubicadas en Nayarit, Michoacán y el Edomex, resultaron ganadoras de un premio de 20 millones de pesos cada una.

Se trata del Hospital General Regional 220 del IMSS, ubicado en Toluca, en el Edomex; el Hospital General de Zona No.1 en Tepic, Nayarit; y el Hospital General en Charo, Michoacán. Los recursos se destinarán a la renovación, mantenimiento y compra de insumos para las instalaciones.

También resultaron ganadores el hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, en Tampico, Tamaulipas, y el Hospital Integral del municipio de San Ignacio, Sinaloa. Como parte del sorteo, cabe recordar, 951 hospitales Covid del país recibieron un total de 1,051 cachitos.

Los billetes que no se vendieron están resguardados y en caso de resultar ganadores, el premio será entregado al Instituto de Salud para el Bienestar para la compra de equipo médico. Del total de los 100 billetes ganadores, 24 no fueron vendidos.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien encabezó el sorteo, destacó el apoyo al sector salud.

“Todo lo que se recaude en este sorteo, todo el dinero que se tenga, se va a ir al sector salud, a los equipos médicos, a las medicinas”. Añadió que los equipos médicos que se compren tras la rifa llevarán una placa destacando la colaboración y cooperación del pueblo de México.

Los ganadores deberán pagar un impuesto federal de 1% del total de su premio, así como el impuesto correspondiente de la entidad donde residan, aunque se informó que los habitantes de la CDMX recibirán el premio íntegro, ello después de que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, acordó que como excepción única, para este sorteo especial, no se cobrarían impuestos.

Para la rifa se distribuyeron 6 millones de boletos, cada uno con un costo de 500 pesos, y fueron unos 5,600 vendedores de todo el país, los encargados de alentar la compra de los cachitos.

[email protected]