Con la conclusión de que la campaña de Andrés Manuel López Obrador no recibió financiamiento de particulares, el Instituto Federal Electoral (IFE) prevé dar hoy por concluida la investigación por el llamado charolazo, caso en el que el PRI y el PAN acusaron a encargados de la campaña presidencial del tabasqueño de acudir a una cena con empresarios para solicitar 6 millones de dólares.

Los partidos acusaron que se realizó una cena en una casa de Lomas de Chapultepec, en la que un grupo cercano al entonces candidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, solicitó a diversos empresarios que aportaran una cantidad de 6 millones de dólares para la campaña.

En ese marco, la unidad de fiscalización del IFE presentará hoy al Consejo General sus resoluciones por una investigación que realizó, en el que habría practicado en 183 días, 44 diligencias bancarias y a las personas involucradas.

A requerimiento de la unidad de fiscalización, Elena Achar Samra, José Luis del Valle Gurría, Luis Javier Creel Carrera, Luis Orvañanos Lascurain y Luis Mandoki Somlo negaron realizar aportaciones a la campaña de Andrés Manuel López Obrador , explicó la unidad de fiscalización, que inspeccionó 34 números de cuentas bancarias y 600 movimientos bancarios, afirmó que la autoridad electoral cuenta con evidencia suficiente y adecuada que permiten acreditar, sin duda, que la otrora coalición Movimiento Progresista no recibió aportaciones en efectivo ni en especie .