La Asamblea Legislativa aprobó las reformas a la Ley Orgánica del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), con la que se crea la figura de libertad domiciliaria mediante monitoreo, a través del uso de los llamados 'brazaletes electrónicos'.

El dictamen avalado por el pleno en el periodo extraordinario que se lleva a cabo este día, precisa que el beneficio de reclusión domiciliaría será sólo para primodelincuentes.

Siempre y cuando, aclara, hayan cubierto la totalidad de la reparación del daño, que su pena privativa de libertad sea mayor a cinco años y menor a 10 años de prisión.

Además de comprobar que en el exterior tenga un oficio o continuar estudiando, además de cubrir el costo del dispositivo de monitoreo, entre otros.

Los legisladores aclararon que los sentenciados por homicidio calificado, secuestro, tráfico de menores, turismo sexual, pornografía, extorsión, asociación delictuosa, delincuencia organizada, incesto, entre otros, no podrán gozar de dicho beneficio.

Con esta reformas avalada por la ALDF se cumple con los tiempos para armonizar con la reforma judicial federal.

DOCH