En México el derecho al asilo político está regido por la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político. 

Este ley define al asilo como  la “protección que el Estado Mexicano otorga a un extranjero considerado perseguido por motivos o delitos de carácter político o por aquellos delitos del fuero común que tengan conexión con motivos políticos, cuya vida, libertad o seguridad se encuentre en peligro, el cual podrá ser solicitado por vía diplomática o territorial”.

Todo extranjero que encuentre en peligro su vida, su libertad o seguridad por ideas o actividades políticas directamente relacionadas con su perfil público y carezca de la protección de su país, podrá solicitar el otorgamiento de asilo político ante la Secretaría de Relaciones Exteriores.

La principal condición para poder acceder a esta protección del Estado mexicano es que existan temores fundados de que sea la actividad política que desempeña la persona que pide asilo el motivo por el cual corre peligro su vida, integridad, seguridad y libertad.

El asilado tiene el beneficio de tener protección complementaria. La Secretaría de Gobernación garantiza no devolverlo al territorio de otro país en donde su vida, se vería amenazada o se encontraría en peligro de ser sometido a tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. Del mismo modo, la Secretaria de Gobernación (Segob) debe ser informada sobre la petición de asilo político por parte de la SRE.

Condición de los refugiados

La ley de asilo político prevé cumplir los siguientes principios y criterios a fin de proteger al refugiado:

  • No devolución
  • No discriminación
  • Interés superior del niño
  • Unidad familiar
  • No sanción por ingreso irregular
  • Confidencialidad

No se impondrá sanción alguna por motivo de su ingreso irregular al país, al refugiado o al extranjero que se le otorgue protección complementaria.

Condición de refugiado

La condición de refugiado se reconocerá a todo extranjero que se encuentre en territorio nacional, bajo alguno de los siguientes supuestos:

  • Que debido a fundados temores de ser perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, género, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país; o que, careciendo de nacionalidad y hallándose, a consecuencia de tales acontecimientos, fuera del país donde antes tuviera residencia habitual, no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera regresar a él.
  • Que ha huido de su país de origen, porque su vida, seguridad o libertad han sido amenazadas por violencia generalizada, agresión extranjera, conflictos internos, violación masiva de los derechos humanos u otras circunstancias que hayan perturbado gravemente el orden público.
  • Que debido a circunstancias que hayan surgido en su país de origen o como resultado de actividades realizadas, durante su estancia en territorio nacional, tenga fundados temores de ser perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, género, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, o su vida, seguridad o libertad pudieran ser amenazadas por violencia generalizada, agresión extranjera, conflictos internos, violación masiva de los derechos humanos u otras circunstancias que hayan perturbado gravemente el orden público.

Familia

La familia de la persona que ha pedido asilo tiene derecho de pedir que se reconozca la misma condición a su cónyuge, concubinario, concubina, hijos, parientes consanguíneos hasta el cuarto grado, parientes consanguíneos del cónyuge, concubinario, concubina, hasta el segundo grado que dependan

económicamente del solicitante principal.

Competencias de la Secretaria de Relaciones Exteriores

En materia de asilo político, la secretaria es responsable de resolver sobre el otorgamiento de asilo político; orientar a los solicitantes de asilo político y asilados sobre sus derechos y obligaciones; llevar un registro actualizado de los solicitantes de asilo político y asilados; resolver sobre el retiro y la renuncia de asilo político.

Motivos de negación o cancelación del proceso de asilo político

La ley establece que no se reconocerá a los solicitantes de asilo que, después de haber sido analizada su solicitud, no se encuentren sobre los siguientes motivos fundados:

  • Que ha cometido un delito contra la paz, el crimen de genocidio, crímenes de lesa humanidad o crímenes de guerra, de los definidos en los instrumentos internacionales ratificados por el Estado Mexicano.
  • Que ha cometido fuera del territorio nacional un delito calificado como grave, antes de su internación al mismo. Se deberá atender la naturaleza del delito y que el mismo sea punible conforme a la legislación nacional y a la del país de origen o del país donde se hubiese cometido.
  • Que ha cometido actos contrarios a las finalidades y a los principios de las Naciones Unidas.

Otro de los motivos por los cuales se cancela el estatus de refugiado político a una persona es que busque la residencia permanente en el país. Ademas, la secretaría puede retirar la protección complementaria si la persona que solicito asilo mintió en la información proporcionada o en el caso que desaparezcan las circunstancias que motivaron el otorgamiento de la protección complementaria.

Derechos y obligaciones de los refugiados

Los derechos de los que gozan los refugiados son los mismos que están consagrados en la  Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los acurdo que haya firmado y ratificado el Estado mexicano a nivel internacional sobre derechos humanos. Los derechos fundamentales garantizados por el Estado son:

  • Recibir apoyo de las instituciones públicas, en el ejercicio y respeto de sus derechos.
  • Recibir servicios de salud.
  • Recibir educación y, en su caso, el reconocimiento de sus estudios.
  • Ejercer el derecho al trabajo, pudiéndose dedicar a cualquier actividad, siempre que sea lícita, sin perjuicio de las disposiciones jurídicas que resulten aplicables en la materia.
  • Obtener el documento de identidad y viaje expedido por la Secretaría de Relaciones Exteriores; solicitar la reunificación familiar.
  • Obtener el documento migratorio expedido por la Secretaría, que acredite su condición de estancia como residente permanente.

Los extranjeros que están sujetos a este ordenamiento tienen la obligación de respetar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las leyes y reglamentos, así como las medidas adoptadas para mantener el orden público.

Estancia en territorio nacional

Los refugiados y aquellos extranjeros que requieren protección complementaria de conformidad con los Tratados Internacionales de observancia obligatoria en México y demás ordenamientos aplicables, podrán residir en cualquier lugar de la República Mexicana debiendo informar a la Secretaría sus cambios de residencia, de conformidad con lo establecido en el reglamento.

Si durante la estancia en el territorio el refugiado pone en riego la seguridad nacional, se le condena por un delito grave, podrá ser expulsado o devuelto a su país de origen.

Fuente: Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político.

[email protected]

kg