La Paz. El Congreso de Bolivia recibió la carta de renuncia a la presidencia de Evo Morales, anunciada el domingo en un mensaje televisado, en la que afirma que su dimisión “obligada” es producto de un “golpe político, cívico y policial”.

Este día “los humildes, los trabajadores, los aymaras y quechuas e indígenas de tierras bajas empezamos el largo camino de la resistencia para defender los logros históricos del primer gobierno indígena”, escribió el exmandatario.

“Mi responsabilidad como presidente indígena y de todos los bolivianos es evitar que los golpistas sigan persiguiendo a mis hermanos”, sostuvo en la misiva.

El Senado se apresta a elegir a su sucesor el día de hoy, según fuentes oficiales. Es probable que sea una opositora la que podría asumir la presidencia de Bolivia tras la renuncia de Evo Morales.

En medio de una ola de enfrentamientos entre partidarios y opositores a Morales en La Paz, la segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores, Jeanine Añez, sostuvo que está dispuesta a asumir temporalmente el gobierno.

“Voy a asumir el reto solamente para estar lo necesario para llamar a elecciones transparentes, para que los bolivianos tengan la certidumbre de que su voto va a ser respetado”, dijo Añez en una entrevista con el canal de televisión Red Uno, en la que no aclaró cuándo podría producirse su asunción.

Pero la dimisión de Evo Morales debe ser aprobada por la Asamblea Legislativa, que a su vez debe decidir los pasos a seguir para encauzar la situación institucional.

La Cámara de Diputados, sin embargo, suspendió la sesión prevista para el día de hoy por razones de “fuerza mayor” e “inseguridad ciudadana”, según un comunicado de la Secretaría General de la Cámara Baja, por lo que la incertidumbre se mantendría al menos hasta el miércoles. Sin embargo, todo podría ocurrir.

”Ahora sí, guerra civil”

Una columna de centenares de partidarios de Evo Morales participó en una marcha hacia La Paz desde la vecina ciudad de El Alto. La marcha de enfurecidos seguidores de Morales partió en la tarde desde El Alto, bastión del líder izquierdista. Mientras tanto, en el centro de La Paz, los pocos comercios que estaban abiertos se apresuraron a cerrar sus puertas.

Armados con palos y otros objetos gritaban: “Ahora sí, guerra civil”. Más temprano, este grupo de personas atacó a la Universidad Pública de El Alto, las oficinas de tránsito de la Ceja, entre otros lugares que estaban a su paso.

Según el relato de los mismos efectivos, la turba logró rebasar a un grupo de uniformados que intentó contenerlos. Plaza Murillo y calles aledañas se encuentran con fuerte resguardo de la Policía.

Así como el domingo un grupo contrario a Evo Morales ingresó a su casa para destruir el interior, el expresidente Carlos Mesa advirtió que un grupo afín a Morales se dirigía a su casa: “Una turba violenta se dirige” hacia su hogar “con la intención de destruirlo”, por lo que pidió ayuda a la Policía.

Reacciones

La OEA convoca a reunión

Washington. La Organización de los Estados Americanos (OEA) convocó a una reunión especial para el día de hoy a fin de tratar la crisis en Bolivia, sacudida por la renuncia del presidente Evo Morales.

La sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, fue llamada a solicitud de Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos, Guatemala, Perú, República Dominicana y Venezuela.

Luis Almagro pidió de manera “urgente” a los congresistas de Bolivia una reunión en la Asamblea Legislativa “a efectos de asegurar el funcionamiento institucional y nombrar nuevas autoridades electorales que garanticen un nuevo proceso electoral”.

Trump felicita al ejército

El presidente Donald Trump saludó la renuncia del presidente de Bolivia, Evo Morales, como “una fuerte señal” a los gobiernos “ilegítimos” de Venezuela y Nicaragua, y elogió el papel de los militares bolivianos.

“Estos eventos envían una fuerte señal a los regímenes ilegítimos en Venezuela y Nicaragua de que la democracia y la voluntad del pueblo siempre prevalecerán”, añadió, en alusión a otras dos naciones de gobiernos izquierdistas cercanos a Morales.

Rusia

“Una ola de violencia provocada por la oposición ha impedido a Evo Morales terminar su mandato presidencial”, indicó el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, estimando que el gobierno boliviano “quería una solución basándose en el diálogo político pero finalmente los acontecimientos recuerdan a un golpe de Estado”.

Uruguay

El gobierno uruguayo expresó en un comunicado su “consternación” por el “golpe de Estado” ocurrido en Bolivia “que forzó la salida del poder del presidente Evo Morales”.

La Unión Europea pidió la “máxima moderación” a todas las partes y pide la celebración de elecciones.