El expresidente de Bolivia, Evo Morales, dijo este martes al llegar a la Ciudad de México, en calidad de asilado político, que "seguirá la lucha", y que sólo habrá paz en su país cuando haya "justicia social".

"Gracias a México, a sus autoridades, pero también quiero decirles que mientras tenga la vida seguimos en política, mientras esté en el tren de la vida sigue la lucha, y estamos seguros que los pueblos tienen todo el derecho de liberarse", dijo en una primera declaración en el hangar del Ejército mexicano.

A través de un video, grabado al interior de la aeronave en la que arribó al país, Evo Morales agradeció al presidente Andrés Manuel López Obrador y al pueblo de México, “por salvarme la vida”.

En un breve mensaje de 40 segundos, el exmandatario boliviano mencionó que el sábado 9 de noviembre, a uno de los miembros de su equipo de seguridad se le pidió entregarlo a cambio de 50,000 dólares.

Por ello expresó estar agradecido, palabras que repitió en sus primeras declaraciones al llegar al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde fue recibido por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y otros funcionarios. 

Dicho video fue difundido por el subsecretario para América Latina y El Caribe, Maximiliano Reyes Zúñiga, en su cuenta de Twitter, @maximilianoreyz.

Ya en la terminal aérea, ante representantes de medios de comunicación nacionales e internacionales, Evo Morales mencionó: “el gobierno de México me salvó la vida” y reiteró que en su nación ocurrió un golpe de Estado. 

Ebrard da la bienvenida a Evo Morales

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, dio la bienvenida al expresidente boliviano Evo Morales a su arribo al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“Es para nosotros el día de hoy uno de alegría porque el asilo que (se) ha ofrecido a Evo Morales ha sido efectivo y ya sea en tierras mexicanas en donde gozará de libertad, seguridad, integridad, protección a su vida”, expresó el canciller mexicano.

Luego de esperar al expresidente Morales a quien recibió con una palmada en la espalda, el secretario de Relaciones Exteriores le entregó un saludo del presidente Andrés Manuel López Obrador “y de todo el pueblo de México”.

Tras presentar su renuncia, Evo Morales llega a México luego de un largo periplo, ya que fueron necesarios permisos de Brasil y Perú, así como de Ecuador, nación que no había otorgado que se sobrevolara su espacio aéreo, situación que al final sí se autorizó.