Familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero, marchan este domingo en la Ciudad de México con rumbo a la plaza del Zócalo capitalino para exigir justicia a las autoridades, a siete años de lo ocurrido en Ayotzinapa.

La manifestación inició este 26 de septiembre por la tarde en el Ángel de Independencia, donde padres y madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa se congregaron.

En el antimonumento en memoria de los 43, ubicado en Paseo de la Reforma, los manifestantes realizaron el pase de lista, nombrando a los estudiantes  desaparecidos.

En otros estados de la República, como Oaxaca, también se realizaron concentraciones en conmemoración de los hechos ocurridos en septiembre de 2014.

El pasado viernes 24 de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió en Palacio Nacional con padres y familiares de los jóvenes desaparecidos, en donde se presentó un informe del caso. 

Tras salir de la reunión, Vidulfo Rosales, abogado de los familiares de los 43 normalistas, reconoció la labor de búsqueda que han hecho autoridades federales desde hace dos años que inició la nueva investigación del caso. Sin embargo, resaltó que en todo ese tiempo, y a tres años del actual gobierno federal, no hay avances que concluyan sobre el paradero de los estudiantes.

Más tarde, el subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaría de Gobernación y presidente de la Comisión Presidencial del caso Ayotzinapa, Alejandro Encinas, aseguró en conferencia de prensa que la nueva investigación que realiza el actual gobierno federal por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa se basa en evidencia científica y no en testimonios obtenidos por tortura.

En conjunto con el fiscal especial del Caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, Encinas, anunció que la Fiscalía General de la República (FGR) solicitará a jueces 40 nuevas órdenes de aprehensión.

Encinas informó que desde el 2014 a la fecha, 21 personas vinculadas con el caso han fallecido o han sido asesinadas, por lo que se ha perdido información.

El pasado viernes, el subsecretario también indicó que el presidente López Obrador ya envió una carta al Primer Ministro de Israel para solicitarle agilizar la extradición de Tomás Zerón de Lucio, ex director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR.

¿Qué pasó el 26 de septiembre del 2014?

La noche del 26 de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero, tuvo lugar uno de los más emblemáticos episodios de violación a los derechos humanos en la historia reciente de México. Los hechos sucedieron cuando un grupo de estudiantes de la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa acudió a la ciudad de Iguala, Guerrero, con la finalidad de tomar autobuses que requerían para participar en la conmemoración del 2 de octubre en la Ciudad de México.

Para evitar que los estudiantes salieran de la ciudad con los autobuses, policías municipales de Iguala abrieron fuego contra los estudiantes. De esta manera, auxiliados por otras corporaciones y por civiles, los policías lograron cerrar el paso a cinco autobuses. Fue ahí donde se detuvo a los 43 estudiantes de quienes siete años después aún no se conoce su paradero.

Más tarde esa misma noche, continuaron las agresiones contra los estudiantes y contra la población en general, ya no sólo por parte de agentes estatales sino también por civiles que, como después se demostró, eran parte de la estructura de una organización criminal fuertemente imbricada con las instancias estatales presentes en esa zona de Guerrero, denominada Guerreros Unidos.

(Con información de Jorge Monroy)