Zacatecas produce más de tres veces que Durango y Chihuahua, estados con el segundo y tercer lugar, respectivamente, y que por su estacionalidad de producción en el ciclo primavera verano, más de 85% del volumen cosechado en octubre, noviembre y diciembre ocasiona una sobreoferta y por lo tanto una disminución en los precios pagados al productor primario.

En la medida en que el productor primario puede “guardar” su frijol y esperar en enero y febrero para su venta, obtiene mejor precio, que va desde 30% y en ocasiones hasta 50% por encima del precio que se ofrece en octubre a diciembre en el periodo de cosecha.

Por lo anterior, es recomendable llevar a cabo algunas de las estrategias como las que se mencionan a continuación:

Con el almacenamiento del frijol se disminuye su oferta en los meses de octubre, noviembre y diciembre, es por ello que el gobierno federal, a través ASERCA, otorga un apoyo complementario al precio del frijol para las organizaciones y acopiadores que mantengan almacenado por un tiempo determinado, más allá de enero del siguiente año de 0.60 pesos por kilogramo además de 1.50 por kilogramo a los productores que entreguen su producción en estos Centros de Acopio.

FIRA, como integrante de la Banca de Desarrollo que coordina la SHCP, otorga un respaldo adicional a través del Programa Garantías Líquidas para la Comercialización de Frijol, mediante el cual se puede acceder a financiamiento en créditos prendarios con aforos de hasta 90% del valor del certificado.

De igual manera resulta conveniente dar valor agregado al frijol, para lo cual es necesario realizar procesos de selección, empaque y diseño de marcas, así como procesos de industrialización que permitan alargar la vida de anaquel del producto, que supere la oferta de frijol en el siguiente ciclo productivo de Zacatecas o de otros estados.

Para ello, FIRA otorga financiamiento de largo plazo para la adquisición de maquinaria para el cribado, selección y empaque, induciendo tecnologías modernas como la selección electrónica (computarizada) del frijol en color y tamaño, empaque al alto vacío y maquinaria especializada para la molienda y precocido del frijol.

De igual manera este conjunto de fideicomisos establecidos en el Banco de México apoya con un rembolso en la tasa de interés a los productores que realicen inversiones a través de financiamiento para mejorar la productividad en campo mediante la adquisición de sistemas de riego presurizado y sembradoras de precisión y en la parte industrial adquisición de maquinaria y equipo de proceso, clasificadoras y seleccionadoras, así como la construcción de bodegas.

El reto aún es importante, por lo que es necesario fortalecer la participación y coordinación con otras instituciones y dependencias a fin de otorgar herramientas a los productores de frijol que les permita obtener ingresos adicionales.

*Alfonso Fiscal Nava es residente estatal de FIRA en Zacatecas. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

afiscal@fira.gob.mx