El día de ayer comentaba sobre los beneficios de los biodigestores y de los rastros TIF en términos del uso eficiente de la energía, en donde di a conocer los buenos resultados de la empresa Intergan, establecida en la región de la comarca lagunera y que se ha convertido en una de las plantas de vanguardia en el norte de México que interactúa con los mercados americano, asiático y europeo

Dicha empresa ha sido apoyada por Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) en sus planes de crecimiento, atendiendo sus necesidades de inversión con crédito a corto y largo plazo y con criterios de crecimiento sostenible mediante la implementación de tecnologías como los biodigestores que le permitan, a través de los desechos, generar fuentes alternas de energía y reducir contaminantes que dañen el medio ambiente, además de instalar calentadores solares para generar agua caliente para la limpieza general.

La inversión les ha permitido reducir 100% su costo de energía calorífica, ya que se producen 2,600 mt3 de biogás diarios con lo cual ahorran cerca de 340,000 pesos por mes al ya no adquirir gas lp para las calderas. Con el excedente de biogás además se aprovecha 30% de la capacidad de la turbina para lograr reducir el costo de energía eléctrica en 6 por ciento. Se pretende optimizar aún más la producción de biogás con un biodigestor tipo cilindro para generar energía calorífica para un nuevo proyecto de deshidratación de vísceras que demanda 60,000 pesos de gas LP mensuales y que no se tendrá costo alguno con el biogás, de acuerdo con sus directivos.

Una ventaja de los biodigestores de esta planta es que cuentan con un sistema de calentamiento y de agitación, así como un sistema de tratamiento de lodos, que en su conjunto les permite producir más biogás y mantener uniforme la producción de gas durante el año. Este beneficio se debe al control de la temperatura en la cámara de prefermentación que proporciona las condiciones necesarias de presión, concentración de materia orgánica, pH, TRH (tiempo de retención hidráulica) y el volumen de manera constante.

Estas inversiones son necesarias por las exigencias ambientales, están acorde a la política pública de fomento a las energías renovables y disminución de consumo de combustibles fósiles, contribuyen a que las descargas en cuerpos receptores de agua proveniente de procesos agropecuarios y agroindustriales cumplan con las normas oficiales y den sustentabilidad a la actividad.

Empresas como Intergan, que están comprometidas con la inocuidad y la calidad de sus productos, son un buen ejemplo a nivel nacional para los rastros del país al dar sentido a la transformación de la carne para el mercado nacional y de exportación bajo un enfoque rentable y armónico con el medio ambiente.

*El nombre del autor es Martín Eduardo Luna Prieto, especialista de la Subdirección Regional de Promoción de Negocios Norte. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]