Ante la importancia que representa la producción de trigo a nivel nacional y mundial, el comportamiento reciente de caída de precios en este producto ha propiciado volver a la siguiente pregunta:¿Qué hacer para buscar una estabilidad en los ingresos del productor?

Aunado a esta disminución del precio del producto, los altos costos de cultivo generan el principal problema de esta actividad agrícola, la rentabilidad.

El trigo es el segundo grano de mayor producción a nivel mundial después del maíz. Entre los factores que han incidido en la reducción de los precios de los commodities agropecuarios se encuentran la debilidad en la demanda global, así como la amplia oferta mundial y la apreciación del dólar.

De acuerdo con el resumen del reporte mensual sobre estimaciones de oferta y demanda del World Agricultural Supply and Demand Estimates de Febrero del 2015, las expectativas de producción de trigo a nivel global para 2014/15 se revisaron al alza en 1.7 millones de toneladas con respecto de la estimación previa.

En el documento Perspectivas 2015 , publicado por la Dirección de Investigación y Evaluación Económica y Sectorial de FIRA, se menciona que la producción de granos en el ciclo comercial 2015/16 iniciará con altos inventarios derivados de cosechas record a nivel mundial. El comportamiento de los precios en el corto plazo está en función de los inventarios, por lo que se esperan presiones a la baja durante la primera mitad del 2015. Las expectativas de producción mundial para el ciclo 2014/15 han mejorado considerablemente. De esta manera, la cotización del trigo ha reaccionado a la baja.

Para 2014/15, el Departamento de Agricultura estadounidense prevé que la producción de trigo en México alcance 3.7 millones de toneladas, cifra que representa un incremento de 8.4% respecto de la producción del ciclo 2013/14, cuando México obtuvo una producción de 3.4 millones de toneladas.

En la producción nacional de trigo para consumo humano existe un déficit de trigos suaves o harineros, y hay un excedente de trigos duros. Éstos últimos participan eventualmente en la alimentación pecuaria o en la exportación.

El principal problema de la producción de trigo recae en aspectos relacionados con rentabilidad de la actividad agrícola, ocasionada por los altos costos del cultivo, sobre todo los asociados a la preparación del suelo, el uso excesivo de fertilizantes y el empleo ineficiente del agua de riego.

La producción de trigo es una actividad importante para la agriculura en Méxcico y para FIRA, por lo tanto es importante definir un mecanismo de operación para el productor que le mantenga en condiciones de rentabilidad para su producción.

El día de mañana comentaremos cómo FIRA está participando y fomentando el desarrollo de proveedores para la industria harinera con el componente de mejora tecnológica, propiciando una integración agricultura industrial de largo plazo.

*Gonzalo Rodríguez Hernández es especialista de la Subdirección de Programas para la Población Prioritaria de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]