Para las televisoras mundiales, los tres grandes eventos deportivos a comercializar son: la Copa Mundial de la FIFA, el Super Tazón de futbol americano y las Olimpiadas. En este año en el cual mucho se ha especulado sobre un estancamiento económico generalizado, para las televisoras se espera un buen alivio gracias a los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Según la empresa Statista, durante los juegos olímpicos de Río de Janeiro 2016, más de 3,600 millones de personas vieron en algún momento los Juegos Olímpicos en televisión. Esta cifra es solamente un indicador de lo muy interesante que este negocio puede llegar a ser. De hecho, la inversión en los derechos para transmitir un evento como este para las televisoras puede ser una decisión que les permita generar suficiente flujo de efectivo por varios meses o años, una decisión que las lleve a la bancarrota.

Si bien la cifra de 3,600 millones de personas nos indica que cerca de la mitad de la población vio las olimpiadas, burdamente hablando, lo que realmente importa cuando se compran los derechos para un evento como este son los detalles. Tales como que eventos se compran, que países participan en esos eventos, que celebridades deportivas participan en los eventos y la afición generalizada que cada país tenga por cada deporte.

Según datos de HR Ratings Media, en México, las olimpiadas de Río 2016 fueron vistas por 6.5 millones de mexicanos que dieron seguimiento al rendimiento de sus atletas favoritos; 2.6 millones de personas vieron la ceremonia de inauguración y 2.4 la ceremonia de clausura. Otro dato interesante fue que 74 % de los televidentes vio las olimpiadas por canales de televisión abierta.

Durante las olimpiadas de Río, para los mexicanos las disciplinas con mayor audiencia fueron atletismo, natación, clavados, voleibol y futbol. En todas estas disciplinas, atletas mexicanos tienen resultados sobresalientes y es precisamente este factor el que permite a las audiencias engancharse con el evento de manera más íntima.

Para Tokio 2020, sabemos que para México, Televisa será la televisora oficial de los Juegos Olímpicos 2020. Durante estas olimpiadas, Televisa estará transmitiendo las ceremonias de inauguración y de clausura así como lo mejor de los eventos deportivos del 24 de julio al 9 de agosto. Hace unos días, la televisora líder de habla hispana comunicó que con el lema #vamoscontodo, Televisa volcará a su más capacitado cuerpo de comunicadores, especialistas deportivos y talento para acercar a las audiencias mexicanas a tan emotivo evento deportivo.

Desde luego, las transmisiones de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 fungirán como un escaparate perfecto para grandes patrocinadores y anunciantes que podrán aprovechar estos espacios para promover sus servicios. En los próximos días será interesante ir viendo quiénes serán estos patrocinadores oficiales para nuestro país.

[email protected]

Antonio Aja

Columnista

Showbiz