¿Qué calificación merece Hugo López-Gatell por su gestión de la pandemia del coronavirus? No importa su opinión ni la mía, tampoco el número de muertos ni los contagios. El presidente está más que satisfecho con el trabajo del subsecretario. Tan satisfecho que le otorga el control directo sobre la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), un organismo desconocido para el común de los mexicanos, pero fundamental para el funcionamiento de las industrias farmacéutica y alimenticia. Un órgano que tiene facultades regulatorias sobre productos y servicios que equivalen a 10% del Producto Interno Bruto (PIB).

La decisión no es una sorpresa. Fue presentada, como propuesta a fines de julio, en una reunión del Gabinete de Salud. Fue la nota principal en la portada de El Economista el viernes 7 de agosto. Es significativo que se oficialice un día antes de la reunión de Andrés Manuel López Obrador con los gobernadores en San Luis Potosí. Ocho de ellos pidieron la renuncia del subsecretario. Lo consideran responsable de los malos resultados en el combate al covid. 

Es un espaldarazo a Hugo López-Gatell en lo personal, en un contexto en el que arrecian las críticas por el manejo de la crisis sanitaria. Es también una forma de fortalecerlo, de cara a otros temas que este funcionario tiene a su cargo. No hay que perder de vista que el subsecretario de Salud encabezó los trabajos para los cambios en el etiquetado de los alimentos y fue también participante destacado en el diseño e implementación de los cambios en el sistema de compras de medicamentos, en colaboración muy estrecha con Raquel Buenrostro, entonces en la Oficialía Mayor de Hacienda. En estas encomiendas, Hugo López-Gatell atrajo la atención de López Obrador y se ganó el apoyo presidencial. Lo contrario pasó con los empresarios. Reconocen honradez en el subsecretario, pero critican su actitud en el diálogo. Aplican calificativos como arrogante y dogmático para el funcionario. 

Más allá de los adjetivos, la pregunta es ¿qué tan eficiente o eficaz es Hugo López-Gatell? El presidente Andrés Manuel López Obrador ha encontrado en él un excelente comunicador y a un posible candidato presidencial para el 2024. En la gestión de la crisis del Covid-19, los expertos critican casi todo lo que ha hecho: la ausencia de pruebas masivas, su resistencia a usar el cubrebocas y la ambigüedad de los mensajes. Como prueba de la mala gestión, aluden a las comparaciones internacionales. Somos el tercer país con más muertes y número siete en contagios. Cuando la pregunta se hace a la población en general, resulta que predominan las opiniones positivas, de acuerdo con Consulta Mitofsky, 55.2% cree que López-Gatell ha hecho bien su trabajo, mientras que 35.2% considera que lo ha hecho mal. 

Con la subordinación de la Cofepris a la Subsecretaría de López-Gatell, este epidemiólogo tendrá mando casi total en el subsistema de la salud pública (dejando de lado al Instituto Mexicano del Seguro Social, donde manda Zoé Robledo). En la práctica, López-Gatell es el titular de la Secretaría de Salud, toda vez que el secretario carece de visibilidad y liderazgo.

De él, depende el Instituto de Salud para el Bienestar, que sustituyó al Seguro Popular y muchos otros temas sustantivos: el combate contra el Covid-19 y la versión 4T de la estrategia contra la obesidad, la diabetes y los productos chatarra. Con sus próximas tareas relacionadas con la Cofepris, le corresponderá la aprobación de medicamentos. Esto se vuelve fundamental en la implementación de la política de compra de medicinas en el extranjero. La Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios tendrá la última palabra para decidir cuestiones tan delicadas como ¿es segura una medicina comprada a bajo precio en India? 

López-Gatell se fortalece. La noticia no caerá bien en el sector empresarial ni en los equipos de ocho gobernadores, mínimo. No importa lo que opinen. La decisión del presidente es darle todo el power al subsecretario. ¿Podrá con el paquete? ¿Cómo lo evaluará el presidente? ¿Tendrá contrapesos?

[email protected]

Luis Miguel González

Director General Editorial de El Economista

Caja Fuerte

Licenciado en Economía por la Universidad de Guadalajara. Estudió el Master de Periodismo en El País, en la Universidad Autónoma de Madrid en 1994, y una especialización en periodismo económico en la Universidad de Columbia en Nueva York. Ha sido reportero, editor de negocios y director editorial del diario PÚBLICO de Guadalajara, y ha trabajado en los periódicos Siglo 21 y Milenio.

Se ha especializado en periodismo económico y en periodismo de investigación, y ha realizado estancias profesionales en Cinco Días de Madrid y San Antonio Express News, de San Antonio, Texas.