En la nota anterior, comentaba los principales avances que FIRA, conjunto de fideicomisos del Banco de México y parte de la banca de desarrollo del país, presenta en términos del financiamiento canalizado a la población objetivo, principalmente a la ganadería

En esta entrega, destacaré las principales acciones y estrategias que permitirán cumplir los principales objetivos encomendados por el gobierno federal: canalizar un mayor volumen de crédito a las actividades económicas que se llevan a cabo en el sector agropecuario, rural, pesquero y forestal y por supuesto, que dicho financiamiento, llegue a un mayor número de productores y productoras de manera eficiente y con oportunidad.

Por lo anterior, las estrategias de FIRA para cumplir con la encomienda son:

La inclusión en nuevas redes de valor para favorecer la expectativa de crecimiento en los saldos de crédito al sector, por lo que será importante intensificar los esfuerzos para consolidar el desarrollo de la porcicultura, el impulso a la ganadería de carne y leche, así como a la acuacultura, a la producción de granos de alto rendimiento, al desarrollo de proveedores de la producción de miel, entre otros.

A la fecha, los principales canales para otorgar financiamiento, los intermediarios financieros bancarios, en general, han manifestado su interés por crecer en la región.

Los intermediarios financieros no bancarios recientemente se han sumado a los esfuerzos que igualmente están realizando los bancarios, al igual que las empresas parafinancieras de la región, por lo que el abanico de opciones para los futuros acreditados también se diversifica y se adapta a su perfil.

Es importante arropar aquellos proyectos relevantes con alto potencial de crecimiento en el mercado interno y de exportación, ya que la solidez de las empresas que lideran las actividades pueden generar cadenas de suministro o desarrollo de sus propios proveedores, para fortalecer la oferta de materias primas en similares características a las que ellos como empresarios producen. Se vislumbran oportunidades de esta integración en carne de cerdo y bovino, café, maíz, leche, entre las más importantes.

En sintonía con lo anterior, los apoyos tecnológicos disponibles (cada vez en menos cantidad) se deben enfocar estratégicamente para fortalecer la demanda de financiamientos que se necesitan para el desarrollo de los negocios agropecuarios.

La misma situación se presenta con la utilización de recursos que el gobierno federal ha encomendado a FIRA para incentivar la inversión en el campo y que, junto con los recursos del productor y del crédito institucional, logren dinamizar las actividades, es decir, contribuir desde esta perspectiva integradora al desarrollo sostenible y competitivo del campo mexicano, con servicios financieros y tecnológicos innovadores, para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Para ello se cuenta con los componentes de Tecnificación de Riego, Productividad Agroalimentaria, Desarrollo Productivo Sur-Sureste, Fortalecimiento a las Cadenas Productivas y Fomento Ganadero, con fórmulas como las aparcerías y esquemas de crédito con garantías prendarias, en los sectores bovino y porcino.

*Antonio Ramirez Monroy es director regional del Sureste en FIRA.

[email protected]