La elección de gobernador en el año 2021 en Sonora puede ser el ataúd de los partidos perdedores y la receta para recomponer el camino de los ganadores.

Para el PRI, Sonora significa todo, aunque para Sonora el PRI no signifique nada. Fue la cuna del priísmo, de hecho, allí permanece el último de los grandes caciques priístas, Don Manlio Fabio Beltrones Rivera, político que encarna lo mejor y lo peor de ese partido.

Claudia Pavlovich, quien pese a que ha sido calificada como la gobernadora más confiable del país (Massive Caller y Arias Consultores), tiene la difícil misión de elegir un candidato eficaz que luche contra la estructura electoral, los recursos del gobierno federal y la popularidad de AMLO. A quien por cierto las feministas le han dado con todo por sus posturas respecto de la marcha el “nueve nadie se mueve”.

Entre los aspirantes se menciona al eterno Ernesto “borrego” Gándara Camou y, recientemente se subió a la carrera, el colosista Pedro Ángel Contreras, Director General del ISSTESON, quien presume el milagro del saneamiento financiero de ese instituto. ¿Será?

En Morena las cosas están color de hormiga, la Senadora Lily Téllez y la Directora General de la CONADE Ana Guevara, son bombardeadas desde la nomenclatura. A la primera se le acusó de ser desleal con ideario morenista y, se le amenazó con correrla de ese partido, al que por cierto nunca estuvo afiliada y, a la segunda, se le acusó de corrupta. Doña Ana debería tomar clases de integridad con el Lic. Manuel Bartlett.

Al favorito de la grey morenista Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad Pública, no lo tocan ni con el pétalo de los terribles datos de la inseguridad, a pesar de incluir en su equipo a personajes incompetentes como Ricardo Mejía Berdeja, quien es el responsable de que esa Secretaria acumule demandas laborales al por mayor. Morena fiel a su tradición se destruye a sí misma, depositando sus esperanzas de triunfo en la popularidad de AMLO.

Para el PAN suena Antonio Astiazarán Gutiérrez, para este partido es una oportunidad para recuperarse en esa entidad, donde el exgobernador Guillermo Padrés los dejó hundidos en un marasmo electoral.

En Sonora, se conjuntan en el PRI candidatos de vieja tradición política contra políticos eficientes; en Morena los ineficaces operadores del gobierno federal; y en el PAN su candidato tiene una oportunidad de oro para enderezar el camino electoral.

Hasta la próxima querido y acalorado lector.

Eliseo Rosales Ávalos

Abogado

Los mismos de siempre

Politólogo y abogado, académico, columnista, presidente de ciudadanos sin partido y orgulloso mexicano.