Durante la última década la producción mundial de carne de cerdo presentó una tendencia de crecimiento. Sin embargo, para el 2016 se prevé un nivel de producción de 109.3 millones de toneladas, lo que significa una disminución de 0.9% a tasa anual

De acuerdo con cifras del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés), 80.6% de la producción mundial se concentra en: China, la Unión Europea y Estados Unidos.

Por otro lado, el consumo mundial de carne de cerdo ha crecido en los últimos 10 años. Entre los factores que lo han favorecido destacan: el precio accesible en comparación con su contraparte bovina y mayor confianza del consumidor como una fuente saludable de proteína animal. Sin embargo, se espera que para el 2016 el consumo mundial de este producto disminuya marginalmente a tasa anual para ubicarse en 108.9 millones de toneladas.

Destaca el caso de China, principal productor y consumidor a nivel mundial. Para el 2016 se prevé una reducción anual en su consumo de 2.0%, ubicándolo en 54.6 millones de toneladas. De acuerdo con datos del USDA, en esta región del mundo el consumo de carne de cerdo está en declive;aunque, se espera que en el corto plazo ésta se mantenga como la principal fuente de proteína de origen animal en la dieta tradicional china.

En relación con la producción en China, para el presente año se prevé una reducción de 2.5% con respecto al 2015. Lo anterior, por la implementación de políticas restrictivas. Entre los factores que forjan su desaceleración se mencionan: 1) A partir de noviembre del 2015 los apoyos por parte del gobierno chino que se otorgaban a la producción de carne de cerdo se redujeron con el objetivo de fomentar un sistema orientado al mercado; 2) Durante este año los gobiernos locales de las provincias costeras están presionando a los productores a cerrar o reubicar sus operaciones hacia otras regiones, en donde el valor de la tierra es menor, y 3) se observa una disminución en el inventario de vientres.

Para la producción de Estados Unidos, se presenta una situación distinta. De acuerdo con información del USDA, para el país del norte se estima un crecimiento anual en la producción de 1.9%, derivado de menores costos en los alimentos para el ganado porcino, amplia disponibilidad de granos forrajeros así como una sólida demanda de este producto.

Para México, se espera que la producción aumente a tasa anual. Así, se pronostica que nuestro país se consolidará como noveno productor a nivel mundial con una participación de 1.3% del total.

Mañana comentaré algunos aspectos sobre el mercado de la carne de cerdo en México.

*José Cuevas es especialista de la Subdirección de Investigación Económica de FIRA.

[email protected]