Citibanamex sorprendió a casi todos el martes al anunciar que “como parte de su nueva visión estratégica” se saldrá de los negocios de banca de consumo y pequeñas empresas y que, apenas obtenga una nueva licencia bancaria, la estadounidense Citigroup o Citi seguirá operando solamente su negocio de clientes institucionales o banca corporativa mayorista, que incluye los negocios de banca de inversión y corporativa, mercados de capitales, banca privada y banca transaccional.

El anuncio sorprendió a casi todos, hasta al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien dijo ayer en la conferencia de prensa presidencial que “el gobierno federal no fue notificado de la venta o desincorporación de activos de Banamex y que seguramente en las próximas horas, se notificará a las autoridades hacendarias…”.

Curiosamente, por medio de un comunicado, la Secretaría de Hacienda lo contradijo, también ayer, al señalar que “Citigroup avisó oportunamente de su salida a las autoridades hacendarias de México; por razones de confidencialidad y para no causar especulación en el mercado previo al anuncio, Hacienda no lo hizo público. La presidenta del grupo, Jane Fraser, vino personalmente a México a explicar esta decisión”.

La salida de Citi de la banca de consumo del país está dentro de su estrategia de abandonar ese negocio, tal como lo anunció en abril pasado, en Australia, Bahréin, China, India (donde es el mayor banco extranjero), Indonesia, Corea, Malasia, Filipinas, Polonia, Rusia, Taiwán, Tailandia y Vietnam.

Para Fraser, el concentrarse en clientes institucionales es mejor negocio que atender a particulares y pequeñas empresas.  

La salida de México también podría explicarse por el hecho de que Citibanamex ha ido perdiendo fuerza frente a sus competidores. El otrora banco más importante del país ha sido relegado a segundos, terceros y hasta cuartos lugares en su participación de mercado.

En lo que se refiere a sus activos, ocupa el tercer lugar con el 12% de participación, debajo de BBVA (23%) y Santander (15%) y apenas por arriba de Banorte (11%). Por el volumen de los créditos concedidos también está en el tercer lugar, con 13% del mercado, debajo de BBVA (24%) y Santander (15%). Por el monto de los depósitos, está en el segundo lugar, con el 14%, debajo de BBVA (24%) y apenas encima de Santander (13%) y Banorte (12%).

Ocupa el segundo lugar, después de BBVA en el número de sucursales (1,722 vs 1,276) y empleados (31,517 vs 31,440), pero está en el cuarto lugar en lo que al número de cajeros automáticos instalados, con sólo 9,012, debajo de BBVA (13,636), Banorte (9,595) y Santander (9,508).

Durante los meses por venir se irá definiendo cómo se venderán sus activos, ya sea todo o en partes, y quién o quiénes lo adquirirán. ¿Resucitará el legendario Banco Nacional de México o Banamex?

Por lo pronto, Bank of América señaló ayer que dichos activos podrían valer entre 12,500 y 15,500 millones de dólares y no 44,000 millones, como algunos han mencionado.

A diferencia de otras transacciones, las autoridades deberán vigilar a ésta muy de cerca con el objeto de proteger el valiosísimo patrimonio cultural y artístico del país que obra en poder del banco, el cual deberá permanecer en México y ser accesible para todos.

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.

Lee más de este autor