Es posible concluir que los resultados presentados por el sector minero en general fueron buenos y esperamos que continúen esta tendencia a lo largo de este año.

Estamos por concluir la temporada de resultados correspondientes al tercer trimestre del año. Uno de los sectores relevantes en el mercado es la minería, la cual presentó resultados mixtos.

Las empresas que consideramos obtuvieron resultados favorables fueron GMEXICO, PEÑOLES y MFRISCO, con incrementos en ingresos de 1.4, 11.6 y 32%, respectivamente frente al mismo periodo del 2019.

Por otro lado, la empresa que mostró resultados negativos fue Autlán, la cual presentó un decremento significativo en sus ingresos de 31 por ciento.

Es posible resaltar que, durante este trimestre, los precios de los metales incrementaron considerablemente. De este modo, el oro obtuvo un aumento de 29.6%, la plata de 43.3% y el cobre de 10.3%, respecto al mismo trimestre del año anterior.

Además, fue posible notar una significativa recuperación en la producción, después de haber caído considerablemente en el segundo trimestre de este año como resultado de la pandemia de Covid-19, que ocasionó el cierre de una gran cantidad de negocios y no consideró a la minería como sector esencial en los primeros meses.

De esta manera, GMEXICO obtuvo ingresos trimestrales de 2,834 millones de dólares, un EBITDA consolidado de 1,493 millones de dólares y un margen EBITDA de 52.7%, lo que representó un incremento significativo comparado con 2019-III.

Lo anterior fue resultado, principalmente, del incremento en el precio promedio trimestral del cobre y del zinc. Además, en su división de transportes se observó una fuerte recuperación en los vagones cargados y una mejora en la rentabilidad como resultado de menores tiempos de espera en las terminales.

Por otra parte, es importante destacar que la mayoría de las ventas de GMEXICO se exportan, por lo que se ven favorecidos por la demanda internacional.

Por el mismo lado, Peñoles incrementó sus ingresos totales como resultado de una mejora en la producción de metales preciosos y al aumento de sus precios, así como a mayores volúmenes comercializados de plata, concentrados y zinc.

De esta manera, los ingresos trimestrales totalizaron en 1,232 millones de dólares, el EBITDA fue de 466.4 millones de dólares y el margen EBITDA se colocó en 37.9 por ciento.

Cabe señalar que, Peñoles cuenta con cuatro proyectos en desarrollo: Mina de Capela, recuperación de la plata, fase II de la planta de flotación de la mina fresnillo y Juanicipio. De modo que, una vez incorporados estos proyectos, esperamos un importante incremento en la producción de plata, oro, zinc, cobre y plomo.

De manera similar, Minera Frisco obtuvo resultados positivos correspondientes al tercer trimestre de este año, como resultado de una mayor producción de plata (15%) y cobre (21%), dando como resultado ventas netas de 2,882 millones de pesos. Además, el margen EBITDA se ubicó en 35%, catorce puntos porcentuales mayor al EBITDA registrado en el tercer trimestre del 2019.

Por otra parte, Minera Frisco, a través de la unidad Tayahua y Goldcorp (Minera Peñasquito), continúa realizando trabajos de exploración en el estado de Zacatecas. Por lo que, una vez que se obtengan los resultados de exploración, se podrá evaluar su posible explotación, lo que podría incrementar la producción de manera importante.

Finalmente, Autlán obtuvo resultados negativos influenciados por la contracción en la demanda nacional de metales industriales. Por este motivo, las ventas netas del periodo totalizaron 79.3 millones de dólares, lo que representó una notable caída de 31 por ciento. Este ajuste provino de la desaceleración en la industria siderúrgica mexicana por efectos de la pandemia del Covid-19.

Adicionalmente, la división de metales preciosos, Autlán Metallorum, presentó una fuerte contracción en el volumen de ventas derivado del paro de actividades realizado durante el 2020-II. A pesar de ello, el margen EBITDA mostró una expansión de 22.3 p.b. para colocarse en 22.6% por ciento.

Una vez señalado esto, es posible concluir que los resultados presentados por el sector minero en general fueron buenos y esperamos que continúen esta tendencia a lo largo de este año. Esto se debe a que consideramos que el precio del oro continuará apreciándose durante los próximos meses, en caso de que los diversos países continúen aplicando políticas monetarias expansivas para frenar el efecto económico ocasionado por la actual pandemia.

Asimismo, esperamos que la producción continúe en aumento y que las ventas, tanto nacionales como internacionales, incrementen, siempre y cuando no vuelva a haber un paro total de la economía como se dio en los primeros meses del año.