En la entrega anterior, revisamos los principios y componentes de responsabilidad social empresarial (RSE), así como las acciones que se han implementado en entidades como los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) en materia de inclusión financiera. En esta segunda parte, abordaremos las estrategias implementadas en materia ambiental y social

El respeto y cuidado de los recursos naturales es un aspecto que cobra cada vez mayor relevancia en la producción agropecuaria. El cambio climático está creando nuevas oportunidades de negocio en áreas como:

  • La mitigación y adaptación al cambio climático
  • La agricultura, silvicultura, pesca y ganadería sostenibles
  • La producción de energías renovables y biocombustibles
  • La eficiencia energética
  • El uso eficiente del agua
  • Las plantaciones forestales y el restablecimiento de la masa forestal
  • El control de la contaminación de agua, suelo y aire por agentes que conforman el sector agropecuario, forestal, pesquero y rural

Ante estos retos, FIRA identifica y promueve el financiamiento hacia proyectos sostenibles que fomenten el uso eficiente de los recursos naturales, estableciendo, entre otras acciones, convenios y alianzas con diversos organismos financieros internacionales, tanto para la estructuración técnica de los proyectos como para su financiamiento, implicando, además, el compromiso y trabajo de toda la estructura institucional a través de medidas de disminución de consumos energéticos, agua y papel, que contribuye a reducir la huella de carbono generada por las operaciones propias de la institución.

Igualmente a través del Grupo de voluntarios de FIRA, se llevan a cabo diversas acciones que manifiestan el compromiso social de apoyar a grupos vulnerables como población infantil con cáncer y colectas a nivel nacional que organiza la Cruz Roja Mexicana, entre otras nobles labores en beneficio de los más necesitados.

En el tema laboral, FIRA promueve también una cultura de trabajo óptima para que el personal se sienta identificado y satisfecho con la institución. En este sentido, la institución se ha mantenido como uno de los cinco mejores lugares para trabajar en la administración pública federal, reflejando con ello la satisfacción de colaborar en una entidad sana y libre de discriminación, gracias a las acciones que se realizan en favor de su personal.

La RSE es un importante instrumento para vincular el quehacer de empresas e instituciones gubernamentales con las necesidades y las expectativas de una sociedad plural y compleja. Los negocios públicos y privados tienen que mantener una conexión con los problemas y necesidades que más preocupan a sus clientes y a las comunidades en las que viven, contribuyendo al mismo tiempo en la construcción de soluciones para el desarrollo sostenible del campo mexicano y de quienes están detrás de las políticas de financiamiento: los emprendedores rurales, sus familias y sus comunidades.

*Ana Mónica Aguilar Chávez es directora de la Contraloría Interna en FIRA. La opinión aquí expresada es de la autora y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.