FIRA en el noroeste impulsa la adopción de tecnologías de producción sustentables para reducir los costos y mejorar rendimientos; por ejemplo, en Sonora y Baja California lo hace para el cultivo de trigo y en Sinaloa, para el de maíz

Ahora bien, la primera de estas estrategias que FIRA impulsa tiene que ver con la comercialización como factor clave en todo proyecto para asegurar la venta del producto. Parte de la estrategia de FIRA es vincular a los productores con empresas que conocen el mercado y sus exigencias para acceder así a mercados de mayor valor, ya que cuentan con canales de comercialización sólidos y la logística necesaria para una comercialización eficiente, formalizando con ellas una relación comercial.

Tratándose de pequeños y medianos productores, los esquemas de desarrollo de proveedores son una estrategia efectiva que emplea FIRA en coordinación con empresas tractoras para darles acceso a tecnología, capacitación y crédito adecuado y competitivo para que cumplan los estándares de la industria.

La validación técnico-productiva del cultivo en cada zona es también fundamental para asegurar las condiciones óptimas para su desarrollo, por ejemplo, clima, calidad del agua, suelo o sustrato, rendimientos, variedades, calidades, periodo óptimo para la producción, genética del material vegetal, sistema adecuado al cultivo y zona y mejores prácticas de manejo, siendo importante y conveniente contar con asesoría técnica.

De esta forma, se reduce el riesgo técnico, el costo de aprendizaje y el tiempo de incursión al nuevo cultivo con las características y calidades que demanda el mercado, así como los rendimientos y costos de producción para una actividad rentable.

Por otra parte, la inversión requerida en los cultivos mencionados y su plazo de maduración es mayor que en los tradicionales, pues no generan ingresos en los primeros años. Por ello, el financiamiento es otro factor relevante a contemplar.

Teniendo en cuenta este factor, FIRA cuenta con el Programa Especial de Financiamiento para Cultivos Perennes, que permite diferir el cumplimiento de los compromisos crediticios en la etapa preproductiva y programar su recuperación de acuerdo a la generación de flujos de cada proyecto, además de complementar las garantías de los productores, incentivando así una mayor participación de las instituciones financieras.

FIRA apoya también su vinculación con los actores relevantes de las redes, como empresas tractoras, agentes tecnológicos, proveedores especializados, productores líderes con proyecto de reconversión exitosos e intermediarios financieros, entre otros, realizando encuentros empresariales, foros, talleres, y visitas en campo en los que se comparte información y experiencias que les permiten a productores y empresas contar con un panorama integral que apoye su decisión de inversión.

Impulsar la rentabilidad agrícola es una prioridad para FIRA que implica poner al alcance de productores y empresas del noroeste de México, sus programas financieros y tecnológicos, así como nuevas alternativas de negocio que contribuyan a elevar su productividad y calidad de vida.

*Sergio Rojas López es subdirector regional de Promoción de Negocios de FIRA en el noroeste: [email protected] La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.